Los Beckham se reparten a sus hijos mientras cumplen con sus compromisos

David se ha quedado con Brooklyn en Los Ángeles, donde juega su equipo; Victoria ha viajado a Londres con los dos pequeños, Romeo y Cruz

Como todos los padres que trabajan y tienen hijos, David y Victoria Beckham se han visto en la situación de tener que decidir qué hacer con sus hijos, que ya están de vacaciones, mientras ellos cumplen con sus obligaciones profesionales. Sin embargo, si hasta ahora los tres niños nunca se habían separado, esta vez el futbolista ha optado por quedarse con Brooklyn, que a sus nueve años ya tiene edad suficiente para estar solo con su famoso papá. Victoria, por su parte, se ha llevado consigo a los dos pequeños: Romeo, de cinco años, y Cruz, de tres.

David ha aprovechado para pasar un tiempo con su hijo mayor, quien ha podido disfrutar de algunos entrenamientos de Los Angeles Galaxy en el campo de fútbol. Además, padre e hijo han sido vistos una noche cenando en Madeo, uno de los locales más exclusivos de la ciudad californiana. El jugador, que tiene estos días una apretada agenda con su equipo, sigue demostrando en tierras americanas sus dotes con el balón. Tras haber empatado a uno este jueves en su encuentro con los Chivas USA, Beckham ha sido seleccionado por aficionados, jugadores, árbitros y periodistas para encabezar por primera vez el equipo de la Liga Profesional de Fútbol (MLS) para el "Partido de las estrellas" contra el West Ham United, de Inglaterra, el próximo 24 de julio en el BMO Field de Toronto.

El susto de Victoria en su vuelo a Londres
Mientras su marido se deleitaba con su nominación, Victoria pasaba por el que posiblemente ha sido uno de los peores tragos de su vida. Y es que en el primer vuelo que tomó de Los Ángeles a Londres con sus hijos pequeños, su guardaespaldas y su asistente personal, la ex Spice vivió en sus propias carnes un frenazo de emergencia después de que un ave chocara en pleno despegue contra uno de los motores del avión.

Sin embargo, el percance hubiera sido menor si la situación en la que se encontraba la señora de Beckham hubiese sido diferente. Victoria se había quitado ya el maquillaje y se había puesto uno de los pijamas que ofrece la aerolínea a los pasajeros de primera clase cuando sucedió todo. Desconcertada por no saber lo que ocurría, salió rápidamente a calmar a sus asustados hijos y fue entonces vista, para bochorno suyo, por el resto de viajeros. Una vez desalojado el aparato, la cantante consiguió que le dejaran vestirse y maquillarse antes de abandonar la nave y entró a la terminal por otra puerta diferente a la utilizada por el resto. Más tarde tomaron otro vuelo a la capital británica, donde continúa trabajando para dvb, su línea de ropa.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema