Telma Ortiz regresará a Filipinas con su familia

La hermana de la Princesa de Asturias y Enrique Martín Llop comenzarán junto a su hija Amanda una nueva vida en Manila

Aunque a principios de año se compraron un piso en el casco antiguo de Toledo con la idea de hacer hogar durante un tiempo cerca de sus familias, la pareja parece haber tomado finalmente la decisión de volver a traspasar fronteras.

Siete meses después de haber regresado a Madrid, Telma y Enrique han improvisado sobre la marcha cómo quieren vivir y lo han hecho tomando la decisión de abandonar España en breve.

La hermana de la Princesa de Asturias, que dio a luz a su primogénita el pasado mes de marzo, y Enrique han esperado durante este tiempo un destino común laboral como otras familias de cooperantes y éste parece haber llegado a sus vidas con el verano, después de unos meses no exentos de dificultades.

La misma ciudad en la que se conocieron
Al parecer, según fuentes cercanas a la Cruz Roja, a Telma la está esperando su puesto de trabajo en la Oficina Técnica de Cooperación de la AECI de Manila. El organismo -depende del Ministerio de Asuntos Exteriores- que la contrató en enero de 2006 como experta en gestión de crisis humanitarias; y le renovó su contrato, un año después, como especialista en ONG y ayuda humanitaria en la OTC. La oficina donde tiene la misión de evaluar las propuestas de los proyectos, así como la supervisión de éstos sobre el terreno. Del nuevo puesto del abogado Martín LLop no ha trascendido información alguna por el momento.

La hermana de la Princesa de Asturias no contaba con ello, pero como suele suceder, cuando menos se lo esperaba encontró a Enrique, en Asia, en la que fuera colonia española durante tres siglos, y le entregó su corazón.

Con su hija de cuatro meses
Martín Llop ejercía como delegado de la Cruz Roja, en las oficinas de Manila -cargo que abandonó a finales del pasado 2007-; y Telma acababa de ser "reclutada" para este nuevo destino, después de haber trabajado durante un año, en Sumatra, Indonesia, con las víctimas del tsunami.

Compartían de entrada nacionalidad y una manera de existir y trabajar en el marco de la ayuda humanitaria. Con el tiempo, llegaron a algo más y decidieron vivir bajo el mismo techo. Ahora, después de haber protagonizado un hecho sin precedentes ante la justicia española a la hora de defender su intimidad ante los Tribunales, Telma y Enrique volverán a Asia con su hija de cuatro meses.

Más sobre

Regístrate para comentar