Santiago Cañizares y Mayte García se dan el 'sí, quiero' en Ibiza

Entre los invitados a la boda del guardameta del Valencia C.F. se encontraban Guti y su esposa, Arancha de Benito, Enrique Ponce, Miguel Molina y José Antonio Camacho

El portero del Valencia Club de Fútbol, Santiago Cañizares, ha contraído matrimonio por segunda vez. Eran las 20:30 horas de ayer cuando el futbolista y su novia, Mayte García, se convertían en marido y mujer. La pareja celebró un enlace civil que tuvo lugar en los exclusivos jardines del hotel Can Atzaró, en la conocida zona de Santa Eulalia, en Ibiza. La ceremonia fue oficiada por una concejal del Ayuntamiento de la isla y durante la misma intervinieron con emotivos discursos el hermano de la contrayente, Francisco García, la hermana del novio, Mamen Cañizares, una amiga de la novia, Geles, y un amigo de Santiago, Hugo. Cerca de 400 invitados acudieron a la celebración.

La boda reunió a futbolistas de muy diferentes equipos, tales como Guti, junto a su esposa, Arancha de Benito, Michel, Luis Enrique, Rafael Alcorta, Ismael Urzaiz, Patxi Salinas y David Albelda. Tampoco quiso perderse la boda el ex seleccionador español José Antonio Camacho y el ex madridista, Álvaro Benito, actual vocalista de la banda Pignoise. Desde Valencia llegaron, entre otros, Enrique Lucas, ex vicepresidente del equipo che, Isabel Buigues, de la Fundación Valencia C.F. y el representante de Cañizares, Alberto Toldrá.

La lista de asistentes al enlace la completaron Enrique Ponce, el actor Miguel Molina y el triunfito Jesús de Manuel. El cantante manchego, muy amigo del novio, amenizó no sólo el final de la boda sino también la fiesta anterior que se celebró en el Beach Club Blue Marlin de Ibiza. Además de Jesús, los novios disfrutaron de la actuación de un grupo ibicenco que al término de la ceremonia civil entonó la salva rociera.

Una novia espectacular
Mayte García no defraudó ni a su novio ni a sus invitados. Como manda la tradición la novia apareció deslumbrante. Lucía un diseño del modisto valenciano Valentín Herráiz. El vestido era de color blanco roto y estaba bordado con puntilla e hilo de seda. El modelo se adornaba con incrustaciones de cristales de Swarovski y plumas. La novia completó su atuendo con un velo de tul sedoso y zapatos en color plata. Por su parte, Santiago Cañizares eligió el tradicional chaqué, ideado también por el mismo diseñador. De la misma forma, y como mandan los cánones, el padre de la novia, José García, ejerció de orgulloso padriño, mientras que María del Carmen Ruiz, madre del futbolista fue la madrina. Las arras fueron portadas por los tres hijos que Cañizares tuvo en su anterior matrimonio y una sobrina de la novia. Todos los niños vistieron también en tonos blancos.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema