Melania Trump y su hijo Barron disfrutan juntos del verano neoyorquino

El hijo pequeño de Donald Trump se ha convertido, a sus dos años, en el perfecto compañero de paseo de su madre por la Gran Manzana

Las calles de Nueva York han tenido estos días entre sus viandantes a dos de los ciudadanos más ricos de la ciudad: Melania, la bella esposa del magnate inmobiliario Donald Trump, y el hijo de ambos, Barron William, de dos años. Muy conjuntados en blanco, a juego con la luminosa estación del año en la que nos encontramos -ella con vestido, zapatos y bolso en este color y él con polo y deportivas en el mismo tono-, madre e hijo salieron a pasear aprovechando el buen tiempo que reina estos días en la ciudad de los rascacielos.

Melania y Barron disfrutaron de la jornada caminando por los alrededores de su casa en Park Avenue, Manhattan. El pequeño, que a su corta edad ya da muestras de estilo llevando el suéter alrededor del cuello, contaba además con la compañía de un amigo muy especial: una foca blanca de peluche de la que no se desprendió en ningún momento. Barron, que el pasado 20 de marzo celebró su segundo cumpleaños, guarda un evidente parecido físico con su famoso papá: ha heredado de él el cabello rubio y los ojos azules.

Melania, por su parte, es a sus 38 años toda una madraza con su único hijo. Tanto es así, que la bella modelo de origen esloveno no descarta ampliar la familia que ha formado con el millonario norteamericano en un futuro cercano. Donald, con 62 años cumplidos el pasado 14 de junio, y Melania contrajeron matrimonio en enero de 2005, tras cinco años de noviazgo. Quince meses más tarde nacía su primer hijo, que colmó de felicidad a la pareja.

Más sobre

Regístrate para comentar