Las lágrimas de Athina Onassis en el Festival de Saltos de Montecarlo

La joven rompió a llorar ante el sufrimiento del caballo con el que competía su marido, Doda Miranda, que sufrió un accidente y tuvo que abandonar la competición

Los amantes de la hípica vivieron este fin de semana unas jornadas inolvidables en Mónaco. El Festival de Saltos de Montecarlo reunió a los amantes de los caballos, que no quisieron desaprovechar la oportunidad de disfrutar de esta cita ecuestre en Port Hercule. La princesa Carolina de Mónaco acudió como presidenta honoraria de esta competición en dos ocasiones: el viernes, junto a sus hijas Carlota y Alejandra y su hermano, el príncipe Alberto, que estuvo acompañado por su novia, Charlene Wittstock. Y el domingo, de nuevo con sus hijas y esta vez también junto a su esposo, el príncipe Ernst de Hannover, y Álex Dellal, novio de Carlota Casiraghi. La Princesa de Hannover hizo entrega del Grand Prix al ganador, el americano Richard Spooner.

Sin embargo, si para unos fueron días de alegría y diversión, otros vivieron la otra cara de la moneda. Así fue el caso de Athina Onassis y su marido, Álvaro de Miranda. El jinete brasileño, que competía en el concurso como prueba para las próximas Olimpiadas de Pekín, se vio obligado a retirarse de la competición después de sufrir el sábado un percance en el que resultó herido su caballo. Como resultado de este desafortunado accidente, el animal tuvo que ser atendido por los veterinarios y ante el sufrimiento del equino tanto "Doda" como Athina no pudieron reprimir las lágrimas y rompieron a llorar. La nieta de Aristóteles Onassis, ante el desconsuelo de su esposo, se abrazó a él en un cariñoso gesto.

El caballo de "Doda" sufrió una lesión en el tendón anterior izquierdo que le alejará de las pistas para siempre: "Es realmente muy triste. Chatwin es un caballo importante, además de ser muy técnico es bastante valiente. Él me ayudó a conquistar muchas victorias. Será tratado, tendrá una vida tranquila, sin dolores. Infelizmente no podrá saltar más, pero gracias a Dios no necesitó ser sacrificado", dijo emocionado el jinete, que ante este revés optó por cambiar la planificación de sus próximos concursos. El medallista olímpico participará a partir de hoy martes en el campeonato de Aachen, Alemania, tras haber sido invitado por la organización.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más