Boda en el mundo del deporte: El golfista Greg Norman y la tenista Chris Evert se han casado

La ceremonia tuvo lugar en la isla Paraíso de las Bahamas y a ella asistieron 140 invitados

Una playa en la idílica isla Paraíso de las Bahamas y una puesta de sol. Sin duda, el mejor lugar donde celebrar una boda. Así ha sido la de la tenista Chris Evert y el golfista Greg Norman, que se han dado, este sábado, el ‘sí, quiero’. El exclusivo resort One & Only Ocean Club acogió a los 140 invitados que asistieron al enlace en sus espectaculares jardines. Entre los asistentes se encontraban la estrella de la televisión estadounidense Matt Lauer y el cantante canadiense Corey Hart, que saltó a la fama durante los años ochenta. La prensa extranjera asegura que también estaban invitados a la ceremonia el ex presidente de EEUU Bill Clinton, la también tenista Martina Navratilova, y la cantante Gwen Stefani

Fue una boda íntima, sólo con familiares y amigos. El hijo menor de Chris Evert, Colton -de 12 años-, fue el encargado de portar los anillos y los dos mayores, Nicolas y Alexander -de 14 y 16 años, respectivamente- la acompañaron en su camino hacia el altar. Por su parte, Greg Norman también pudo contar con la presencia de sus hijos, Morgan y Gregory, en tan importante día. De hecho, Gregory ejerció de padrino de su padre, un papel muy importante y significativo en las bodas americanas.

Campeonatos de tenis y golf para los invitados
Para ultimar los detalles, la pareja llegó a la isla de las Bahamas el jueves. La ceremonia tuvo lugar el sábado pero las celebraciones comenzaron el día antes. Según cuenta la revista People, los novios habían preparado un fin de semana divertido para sus invitados, que se alojaron en el mismo complejo donde se celebró la ceremonia. El viernes, todos estaban invitados a un torneo de tenis y golf, en honor a las respectivas profesiones de Chris y Greg. Por la noche, y tras la ajetreada jornada, ofrecieron la tradicional cena de ensayo, la antesala del banquete de bodas. El día de la boda comenzó con un pequeño almuerzo, que volvió reunir a los familiares y amigos.

Chris y Greg se prometieron el pasado mes de diciembre, cuando estaban de viaje por Sudáfrica. Para ambos es su segunda boda. La ex número 1 del tenis femenino estuvo casada 18 años con el esquiador olímpico Andy Mill, con quien tuvo a sus tres hijos. Por su parte, el golfista consiguió el divorcio el pasado mes de septiembre de Laura Andrassy, con quien había estado unido en matrimonio durante 26 años.

Más sobre

Regístrate para comentar