Flavio Briatore apura sus últimos días de luna de miel con sus suegros

El matrimonio, que está pasando su viaje de novios a bordo del ‘Force Blue’, hizo una parada muy especial en Soverato, ciudad de origen de Elisabetta

Algo más de una semana después de su espectacular boda, Flavio Briatore y Elisabetta Gregoraci están aprovechando sus últimos días de viaje de novios por las aguas del Mediterráneo. Pero antes de que retomen sus compromisos profesionales, el matrimonio quiso hacer un alto en la localidad de Soverato, provincia de Catanzaro, al sur de Italia, localidad de la que es originaria Elisabetta.

La pareja llegó a la localidad en el impresionante ‘Force Blue’, el yate del jefe de la escudería Renault, y utilizando un bote auxiliar, Flavio y Elisabetta desembarcaron en una de las playas de la ciudad italiana. Allí, fueron recibidos por una multitud de ciudadanos que querían dar la bienvenida a los recién casados y mostrar el cariño que se tiene a la familia Gregoraci. Entre este particular comité de bienvenida, se encontraban los padres de Elisabetta y Raffaele Mancini, alcalde de Soverato que ofreció un cóctel en honor de la pareja en una mansión privada.

Todo un revuelo el que se armó en Soverato ante la llegada de la pareja. De hecho, la asociación de comerciantes de la ciudad preparó un enorme letrero en el que se podía leer: ‘Bienvenido matrimonio Briatore’. No cabe duda de que para el matrimonio Briatore, y en especial para Elisabetta, ésta es una buena manera de terminar la luna de miel, sintiendo el cariño de sus paisanos de Soverato. Y es que desde aquí, la modelo comenzó a despuntar y consiguió el título de Miss Calabria 1997, región de Italia a la que corresponde la localidad, y que le llevó a participar en la final de Miss Italia.

Más sobre

Regístrate para comentar