Boda de Bosco Ussía, hijo del escritor Alfonso Ussía, y Alejandra de Borbón

El hermano de la novia, Alfonso de Borbón Yordi, asistió al enlace junto a su novia, la modelo Eugenia Silva

Con el mes de junio no sólo ha llegado el buen tiempo, sino que también se ha inaugurado la temporada de bodas. Ayer, una muy especial se celebró en Guadalajara. Alejandra de Borbón (hija de Alfonso de Borbón -primo segundo del rey don Juan Carlos- y Marisa Yordi) y Bosco Ussía (hijo del escritor Alfonso Ussía y Pilar Hornedo) contrajeron matrimonio. En torno a las seis de la tarde, los invitados empezaron a llegar a la Concatedral de Santa María, una iglesia de estilo mudéjar que fue reformada por última vez en el siglo XVII. En su interior destaca la gran belleza del Altar Mayor, así como un púlpito de alabastro.

Cumpliendo con la tradición, la novia, que actualmente es Directora de Relaciones Públicas de la firma Loewe, llegó al templo con unos minutos de retraso del brazo de su padre y padrino, Alfonso de Borbón Escasany. Emocionado y feliz, el novio, que ha heredado el talento literario de su padre y también es escritor, la esperaba junto a su familia. La madre de la novia lució un bonito vestido de gasa en color café. Allí estaba también el hermano de la novia, Alfonso de Borbón Yordi, acompañado por la modelo Eugenia Silvia. El secreto mejor guardado del enlace se desveló con la llegada de Alejandra. Apareció radiante, luciendo un diseño de Chanel en color blanco roto y de corte clásico, que combinó con unos zapatos del famoso diseñador Manolo Blahnik.

Al salir del coche, la novia dedicó unos instantes a una de las niñas vestidas de paje para colocarle una corona de flores sobre el pelo. Confesó estar "encantada" y sin nervios. La ceremonia comenzó en torno a las siete de la tarde y duró aproximadamente una hora. Destacó la música que inundó el interior de la Concatedral y se interpretaron piezas clásicas como el Canon de Pachelbel.

Un enclave idílico para una velada inolvidable
Familiares y amigos de la pareja no quisieron faltar a uno de los días más importantes para Bosco y Alejandra. Entre los invitados destacó la presencia de don Jaime de Marichalar, Cari Lapique, que asistió sin su marido, Carlos Goyanes, pero acompañada por el empresario Tomás Terry, así como la de Olivia de Borbón -prima hermana de la novia-, junto a Sebastián Palomo Danko. La pareja ha mantenido una actitud discreta desde que inició su relación y son muy pocas las ocasiones en las que se les ha podido ver juntos. De hecho, es la primera vez que Olivia acude con Sebastián a un acto familiar, hecho que deja patente el carácter oficial de su noviazgo. También acompañaron a la pareja Naty Abascal, que fiel a su estilo fue una de las más elegantes, Antonio Mingote, Enrique Loewe y el cantante Antonio Carmona, junto a su esposa, Mariola Orellana.

Tras la ceremonia, los que allí se encontraban fueron testigos de un momento muy emotivo. Después de haber firmado en el acta matrimonial, Alfonso Ussía abrazó a la madrina, a su hijo Bosco y al párroco que había oficiado la ceremonia. Los recién casados posaron sonrientes en la puerta de la iglesia y agradecieron a todos los medios su presencia. Por su parte, Cari Lapique no dudó en hablar de la ceremonia, de la que dijo que había sido "muy bonita" y que el momento más emocionante se produjo cuando los novios se daban el "si, quiero". Ante la proximidad de la boda de su hija Caritina, Cari destacó que la futura novia "está muy tranquila" y que todo está casi listo.

Una vez inmortalizado el momento, los novios y los invitados, que fueron abandonando la iglesia poco a poco, se dirigieron al Monasterio de San Bartolomé de Lupiana. Dicho lugar, que fue declarado monumento nacional en 1931 y que cuenta con unos jardines de ensueño, acogió a los afortunados que disfrutraron del banquete nupcial.

Más sobre

Regístrate para comentar