Mireia Canalda: 'Nunca he hablado con Lara Dibildos, pero me parece una persona maravillosa'

La modelo lleva tres meses saliendo con el jinete Álvaro Muñoz Escassi, de quien le atrajo su sentido del humor

Mireia Canalda, modelo que se dio a conocer por su relación sentimental con el futbolista Ronaldo, no niega su relación con el jinete Alvaro Muñoz Escassi, "ex" de Lara Dibildos, aunque matiza que aún no se puede hablar de noviazgo: " En algunos sitios ya hablan de nosotros como novios, pero yo prefiero decir que, a día de hoy, Alvaro es mi pareja, una persona con la que estoy saliendo desde hace menos de tres meses y que estoy conociendo poco a poco".

'A Álvaro también le podría preocupar mi pasado'
A Mireia y Alvaro los presentaron unos amigos comunes y enseguida surgió el flechazo porque "es un hombre muy atractivo, a la vista está, aunque a mí me atrajo más su buen sentido del humor que su físico". Y pese a la fama de mujeriego que se ha ganado por sus andanzas al lado de su buen amigo, Rosauro Baro, la modelo catalana asegura que confía totalmente en él: "Sé de su pasado sentimental, pero nunca he mirado el pasado de los hombres con los que he salido. Si me fijase en ello, tampoco hubiera podido salir con Ronaldo, que tiene la misma fama de mujeriego o más que Alvaro. Lo que hago es esperar a que me vayan demostrando las cosas día a día para ir ganando mi confianza y, si un día la pierdo, pues no estaré con esa persona". Y riendo, añade: "A Alvaro también le podría preocupar mi pasado, porque se han empeñado en adjudicarme novios, aunque la verdad es que llevo cuatro años y medio sola, desde que rompí con Ronaldo".

Hablando de noviazgos, salió el nombre de Lara Dibildos, anterior pareja de Alvaro, de quien la modelo dijo que "aunque no he hablado con ella, me parece una persona maravillosa, siempre que la he visto en los medios me ha dado la sensación de que tiene un corazón muy grande".

Mireia, que ahora hará de comentarista deportivo en un programa de televisión, terminó confesando que le gusta el fútbol, pero más verlo que practicarlo. "Siempre he sido patética con los deportes que tienen pelota como el tenis, el badminton y el polo. Me gusta más el mundo de la hípica, en el que me metió mi primer novio, que también era jinete. Tan metida estaba en el mundillo que hasta tenía un caballo, aunque lo terminé vendiendo porque quizás no tenía tanta vocación como pensaba".

Más sobre: