Juan Villalonga y Adriana Abascal celebran la Primera Comunión de su hija Paulina

La ceremonia religiosa tuvo lugar en la iglesia de la cripa de la catedral de la Almudena, en Madrid

Aunque su residencia habitual está en Londres, Juan Villalonga y Adriana Abascal han querido que su hija mayor, Paulina, reciba la Primera Comunión en Madrid, en la catedral de la Almudena, el mismo lugar en el que recibió las aguas bautismales.

El empresario y su esposa reunieron el fin de semana a sus familiares más cercanos y amigos más íntimos en Madrid, se trataba de una ceremonia privada y así la han celebrado. El matrimonio llegó a la Almudena junto a sus tres hijos, Paulina, de ocho años, Diego, de cinco, y la pequeña Jimena, de uno. Paulina fue preparada para recibir el Santo Sacramento por el mismo sacerdote que la bautizó. A pesar de que llegó al mundo en Miami (donde entonces residía el matrimonio), Juan Villalonga y su esposa quisieron que recibiera el primer sacramento en Madrid, donde, por cierto, quieren instalarse dentro de unos meses.

Paulina, muy ilusionada y vestida con un traje de organza blanco, hizo la Primera Comunión el pasado sábado en la iglesia de la cripta de Nuestra Señora de la Almudena, que está situada en los bajos de la Catedral. Una vez terminada la ceremonia, se celebró una almuerzo familiar al que también asistieron dos buenas amigas de la familia, Cristina Valls Taberner y María Palacios.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más