El pasado sábado, el mundo de la política sufría una fuerte conmoción. El senador Edward Kennedy era ingresado de urgencia en el Hospital General de Massachusetts, en Boston, tras haber sufrido convulsiones. Los médicos aseguraron que el último superviviente de los famosos hermanos Kennedy se encontraba a salvo y fuera de peligro. A medida que pasaron las horas, se fueron conociendo mas datos sobre el origen de la crisis que había sufrido. Tras realizársele una biopsia, los médicos han concluído que el Senador demócrata por Massachussets padece un tumor cerebral maligno. La peor de las noticias es que le han dado un año de vida.

Tras permanecer unos días ingresado, Ted, como todo el mundo le conoce, abandonó el hospital el miércoles con la mejor de sus sonrisas, una muestra de la increíble energía y entereza que le acompaña. Posó para los fotógrafos, saludo a los curiosos que allí se encontraban y aseguró haber recibido multitud de tarjetas y mensajes de apoyo. 'Ha sido muy alentador y conmovedor', confesó. Junto a él estaban su segunda y actual esposa, Victoria Reggie Kennedy, sus tres hijos, Teddy Jr, Patrick y Kara, y su nieto, Curran Raclin. Ya a estas horas, Ted Kennedy guarda reposo en su casa de Cape Cod, a la espera de que se le realicen nuevas pruebas. Probablemente, deba someterse a un tratamiento de quimioterapia y radiación.

Según ha informado el Daily Mail, su esposa ha comentado que la familia está "aturdida". Además, se ha mostrado orgullosa de cómo su marido está llevando la enfermedad. "Ted nos está dando una lección. Está tranquilo. Me vuelve loca y a la vez me hace reir. Dice que quiere ir a las carreras", ha confesado la esposa haciendo referencia a Figawi, una carrera de anual de vela que va desde Cape Cod, donde Edward vive, hasta Nantucket y de la que es un gran aficionado.

Apoyo político
A su vez, cabe destacar que entre sus actividades de agenda, Kennedy tenía previsto pronunciar un discurso este domingo en la ceremonia de graduación de la Universidad Wesleyan (Connecticut). No obstante, ya ha encontrado un sustituto que hoy en día ocupa numerosas portadas alrededor del globo: Barack Obama. El candidato demócrata, al que Ted ha dado su apoyo, no tardó en ponerse en contacto con la familia tras el ataque que sufrió el veterano político. En los últimos días, Obama le ha calificado como "un gigante en la historia de la política estadounidense". Por su parte, Hillary Clinton también mostró su apoyo a la familia. E incluso, el presidente George Bush llamó eprsonalmente a su esposa.

La tragedia de los Kennedy
El clan ha estado siempre cubierto por la nube de la tragedia. Ted Kennedy era el pequeño de tres hermanos, que fallecieron siendo jóvenes. El mayor, Joseph, murió en un accidente de avión durante la II Guerra Mundial. Por su parte, el presidente John Fitzgerald y Robert fueron asesinados, en 1963 y 1968, respectivamente.

Más sobre

Regístrate para comentar