Telma Ortiz y Enrique Martín defienden su intimidad ante los tribunales

La hermana de la Princesa de Asturias protagoniza un hecho sin precedentes ante la justicia española

Amparándose en el artículo 9 de la Ley de 5 de mayo de 1982 que desarrolla el derecho fundamental establecido en el artículo 18 de la Constitución sobre la protección al honor, la intimidad personal y familiar y la propia imagen, Telma Ortiz y su pareja, Enrique Martín Llop han protagonizado en el día de hoy un hecho sin precedentes ante la justicia española.

La vista, que comenzó a las 10.00 horas, se está celebrando en el Juzgado de primera instancia número 3 de Toledo, en Audiencia Pública en la Sala de Matrimonios del Palacio de Justicia. El edificio al que Telma Ortiz, que sorprendió con su nuevo corte de pelo, y Enrique accedieron por la puerta de atrás para asistir a la vista previa de las medidas cautelares que solicitaron contra más de medio centenar de medios de comunicación españoles.

Manteniéndose firmes a los argumentos que aparecen en su demanda de 300 folios, la hermana de la Princesa de Asturias y Enrique, piden que la prensa «se abstengan de captar, publicar, distribuir, difundir, emitir o reproducir imágenes o instantáneas suyas o de su pareja».

En su nombre, Fernando Garrido, su abogado defensor ha alegado que "las medidas cautelares son idóneas y equilibradas debido al acoso insoportable y permanente que sufren… No se puede consentir que Telma tenga que vivir su post parto a escondidas, en un infierno para no ser fotografiados… Que se deje en paz a mi demandante. No quieren ser noticia y no son personajes públicos".

El abogado también solicitó en nombre de la pareja que se les permitiera ausentarse hasta que su presencia fuera necesaria. Al parecer, la hermana de la Princesa de Asturias ha alegado estar en periodo de lactancia para justificar su necesidad de volver a casa durante la mañana cuando se estaba celebrando la vista y, a pesar de que se le esperaba por la tarde, ha vuelto a esgrimir el mismo motivo para no estar presente en la sala. En la reanudación de la vista, su compañero ha regresado sin ella al juzgado.

Aunque Telma se ampara en el hecho de que no se considera a sí misma como un personaje público, los medios defienden, a través de sus letrados, el hecho de que lo es para lo bueno y para lo malo por su parentesco con la Familia Real. Asimismo, los demandantes argumentan, además, que la censura previa es algo que prohíbe expresamente la Constitución. Y es que, al parecer, los abogados que representan a los medios demandados por Telma Ortiz creen que la aplicación de las medidas cautelares solicitadas por la hermana de la Princesa de Asturias es una forma de censura previa e incluso discriminatoria teniendo en cuenta que la decisión de la magistrada en favor de la petición de la demandante afectaría sólo a los denunciados y no al resto.

María Lourdes Pérez Padilla, titular del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Toledo ha tomado a lo largo de esta mañana declaraciones a una gran parte de los demandados. Si desestimara la demanda, la familia Ortiz tendría que hacer frente a unas costas mínimas de 50.000 euros. Cantidad que podría incrementarse si los medios demandados pidieran daños y perjuicios. Si, por el contrario, Telma consiguiera sus objetivos, ésta -al menos así lo hace constar en la demanda- no pediría embargos ni indemnizaciones.

La defensa apunta, en general, que Telma ha consentido que se la fotografiara. Y que una situación consentida durante un largo periodo de tiempo es inmodificable. Telma se defiende diciendo que "guardó silencio en la incrédula esperanza de que el paso del tiempo haría que su persona perdiera cualquier atractivo incluso para la curiosidad del ciudadano medio".

Telma, que pretendía pasar inadvertida y vivir la vida anónima que pretendía llevar como si no hubiera habido cambio alguno en su familia ha conseguido el efecto contrario a lo deseado. Su forma de actuar y su manera de defender el derecho a su intimidad -en lo que ha denominado "un infierno de vida" - la han llevado hasta el inicio de un camino en el que no podrá evitar estar en el centro del ojo del huracán por largo tiempo sea cual sea la decisión que la juez tome a la hora de la emisión del auto judicial.

El fiscal pide que se desestime la demanda
Las novedades de la tarde, además de la ausencia en la sala de Telma, han venido marcadas por el alegato del representante del Ministerio Público que ha expuesto que no ha lugar a las medidas solicitadas por la hermana de doña Letizia. Además del alegato del fiscal, durante la vista de la tarde se han presentado pruebas documentales, fotografías y vídeos. La juez no ha permitido que se presentaran tres pruebas que no estaban en la demanda y el abogado defensor pretendía presentar.

Más sobre

Regístrate para comentar