José Ortega Cano hospitalizado por una leve pancreatitis

El diestro permanece ingresado en el Hospital madrileño Ramón y Cajal desde el pasado viernes

La salud del torero José Ortega Cano se ha vuelto a resentir. El diestro está ingresado en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid a causa de una dolencia de páncreas, que según han confirmado fuentes del centro médico no reviste gravedad. Ortega comenzó a sentirse indispuesto el pasado viernes cuando regresaba a Madrid tras haber estado toreando en la ganadería de Guardiola en la provincia de Sevilla.

Unos fuertes dolores alertaron al diestro de que algo no iba bien, de ahí que decidiera pasar la noche en la casa que su hermana Conchi posee en San Sebastián de los Reyes, Madrid. A la mañana siguiente y en vista de que los dolores no remitían, Ortega decidió acudir al Hospital Infanta Sofía de dicha localidad. Tras ser examinado, el diestro fue trasladado al Hospital Ramón y Cajal donde le fue diagnosticada una pancreatitis.

"Ahora en el Ramón y Cajal parece que está todo controlado. No hay nada grave, ni los médicos hacen cálculos de una intervención quirúrgica. José está bien y lo que tiene se curará con una medicación adecuada. Y sobre todo reposo, tiene que descansar", insistió una fuente cercana al diestro.

Y es que el pasado sábado todo el mundo se preguntaba dónde se encontraba Ortega Cano cuando comenzó la corrida de Las Ventas en la que se lidiaban cuatro novillos de su ganadería Yerbabuena. Era extraño que el torero no estuviera entre el público ya que Ortega es un asiduo en estos festejos, y más aún si los toros que saltan al ruedo son de su propiedad. Se supo más tarde cuando un familiar del diestro excusó al fin su ausencia por motivos de salud.

Esta en la segunda vez en lo que va de año en la que José Ortega Cano tiene que ser hospitalizado por problemas de salud, ya que a primeros de año el diestro tuvo que ser ingresado debido a una deficiencia respiratoria. Y es que a pesar de permanecer retirado profesionalmente de los ruedos, el viudo de Rocío Jurado sigue un intenso entrenamiento en el campo e incluso participa en corridas benéficas.

Más sobre: