¿Quiere Athina Onassis deshacerse de las joyas de su madre?

La casa Christie's ha anunciado que subastará parte de las joyas de Christina Onassis y mantiene silencio absoluto sobre quién ha dado la orden a pesar de que la única heredera fue su hija, Athina

La casa Christie’s ha anunciado que el próximo día 11 de junio se subastarán más de cuarenta impresionantes y valiosísimas joyas que pertenecieron a Christina Onassis. Desde la mítica casa de subastas se mantiene el silencio más absoluto sobre quién ha dado la orden de poner a la venta estas alhajas y, sin embargo, como dice el refrán, "a buen entendedor, pocas palabras bastan".

La heredera universal de Christina Onassis fue su única hija, Athina Onassis de Miranda, y ahora no parece interesada en mantener estos preciados tesoros. Las pertenencias de la hija de Aristóteles Onassis que se pondrán a la venta el próximo día 11 de junio en Londres forman parte de un lote de 200 joyas de las que sólo unas cuarenta fueron propiedad de Christina. Son piezas de los mejores creadores del siglo XX y de valor excepcional.

Joyas impresionantes que distan mucho del estilo de vida del que Athina, la hija de Christina, siempre ha hecho gala. De hecho, en las escasas ocasiones en las que se le ha visto en apariciones públicas especiales jamás ha llevado ninguna de estas joyas. Athina prefiere aderezos más simples y menos llamativos. Su forma de vida dista mucho, igualmente, de la que su madre prodigaba. Ella está centrada en la competición hípica, intenta hacer una vida lo más normal posible y no acude nunca a fiestas ni grandes celebraciones que no sean de su entorno. Su madre, en cambio, formaba parte de la llamada jet-set y vivía entre Gstaad, París, Nueva York, Londres, Montecarlo y Marbella.

Entre las piezas que se venderán al mejor postor dentro de dos meses, destaca un diamante pera de 38 kilates que Christina lucía siempre con un collar de diamantes y del que Christie’s considera que venderá por una cantidad no inferior a 2,4 millones de euros y no superior a 3 millones de euros. Otra de las alhajas que más llama la atención es un collar de diamantes y rubíes de la prestigiosa firma Van Cleef and Arpels así como un zafiro con collar de diamantes de Harry Winston. La colección también incluye una excepcional talla de Buda de Carl Faberge que ocupaba un lugar preferente en el yate Christina con el que Aristóteles Onassis navegaba por el Mediterráneo.

Más sobre

Regístrate para comentar