La Duquesa de Alba se vuelve a vestir de flamenca para pasear por la Feria con Genoveva

El año pasado no pudo estar en el real a causa de una delicada operación y este fin de semana, a los 82 años, ha visitado las casetas con su nuera y sus tres nietos menores, Luis, Amina y Cayetana

Que la duquesa de Alba es una enamorada de Sevilla no lo duda nadie y que ama el arte, la pintura y el flamenco tampoco. Y lo que sin duda también todo el mundo sabe es que la aristócrata siempre ha vivido con mucha ilusión la llegada de la primavera en la capital andaluza y su esperada Feria de Abril de Sevilla. El año pasado, Cayetana Fitz-James Stuart no pudo pisar el real debido a la delicada operación a la que tuvo que ser sometida.

Este fin de semana, cuando la lluvia ha dado un respiro, se ha desquitado de la espinita que no le dejó visitar las casetas el año pasado. La Duquesa de Alba se vistió de gitana y paseó en coche de caballos acompañada de su nuera Genoveva Casanova y sus nietos pequeños, los mellizos Luis y Amina, hijos de los condes de Salvatierra, y Cayetana, hija de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera. Una nueva muestra de que a pesar de la separación de Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva, entre la Duquesa y la bella mexicana sigue existiendo una buena relación.

A sus 82 años, la Duquesa eligió un vestido muy alegre, de flores con sombrilla también estampada y adornos rosas. Una gran flor adornaba su pelo. Genoveva vistió un dos piezas blanco del diseñador Cristo Bañez. Los tres niños iban igualmente vestidos de flamencos. El niño de corto y las dos niñas con vestidos blancos. Tras el paseo por la Feria, la Duquesa regresó al palacio de Dueñas mientras que Genoveva se quedó con los niños en las atracciones infantiles.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más