Athina Onassis, con muletas y junto a su esposo durante el Torneo Toscana 2008

La nieta de Aristóteles Onassis no pudo competir en un concurso hípico celebrado en Italia debido a una lesión en la rodilla izquierda

Mala pata, y nunca mejor dicho, es lo que ha tenido Athina Onassis durante la celebración del Torneo Toscana 2008 en Italia. La única heredera del magnate griego fallecido Aristóteles Onassis se ha lesionado la rodilla izquierda, lo que le ha impedido competir en el concurso hípico que se ha celebrado a finales de marzo y en el que, sin embargo, sí ha participado su marido, Doda Miranda.

Athina, que quiso estar presente apoyando a su esposo, fue vista en el Centro Ecuestre de Arezzo caminando con unas muletas. Con evidente dificultad para caminar, la esposa del jinete brasileño se tuvo que ayudar incluso de uno de los coches que ofrece el centro para desplazarse con mayor facilidad por el recinto. Fue en un momento fuera de competición cuando vimos a la feliz pareja en actitud cariñosa disfrutando de los impresionantes paisajes que caracterizan a esta región italiana. Un destino, por otra parte, muy popular entre los famosos (el cantante Sting es una de las muchas celebridades que posee aquí una propiedad).

Pese a tener fijada su residencia en Sao Paulo, Brasil, donde viven en un apartamento, el matrimonio divide su tiempo entre varios países europeos en los que compiten y se entrenan. Doda, que comparte con su mujer su afición y pasión por los caballos y el mundo de la hípica, aspira a poder participar en los próximos Juegos Olímpicos, que se celebran este verano en Pekín. Hasta el momento, el brasileño se ha mostrado muy contento y motivado esta temporada, a juzgar por las palabras que él mismo escribió en su página web a principios de este año.

Más sobre: