Curro Romero, nombrado académico de Bellas Artes en Sevilla rodeado del cariño de los suyos

El diestro compartió este inolvidable momento con su mujer, Carmen Tello, y con amigos como la duquesa de Alba o Cayetano Rivera Ordóñez

Curro Romero puede presumir de ser profeta en su tierra. El diestro ha sido nombrado, en la capital hispalense, académico de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungria. A su lado, ha estado si inseparable mujer, Carmen Tello, y una de sus mejores amigas, la duquesa de Alba.

Los toreros más jóvenes también han querido mostrar su cariño y admiración a esta leyenda viva de los ruedos: José Tomás y Cayetano Rivera Ordóñez escuchaban atentamente el discurso de ingreso del maestro. Tampoco quisieron perderse estos instantes llenos de emoción los diseñadores Vittorio y Lucchino, quienes mantienen una excelente relación con Curro desde hace muchos años.

'Inspiración, arte y armonía'
Con estas tres palabras definía el 'Faraón de Camas' lo que para él supone el noble oficio del toreo. Lo que para Curro ha significado una forma de vida, "una forma de crear belleza sin otro instrumento que el capote y la muleta", como él mismo explicaba. En su discurso de investidura, el nuevo académico, ataviado elegantemente con el preceptivo frac, emocionó a los amantes de los ruedos.

El torero sevillano fue propuesto por la duquesa de Alba, académica numeraria, que ocupó un lugar preferente en el estrado, y en su discurso tuvo palabras de agradecimiento también hacia ella y hacia la condesa de Barcelona, madre del rey, a la que agradeció "haber apoyado tanto a los que empezaban como a los toreros consagrados y que siempre era capaz de encontrar algo positivo en las tardes malas".

Más sobre: