Paloma Rocasolano: 'Mi padre está en observación. Esperemos que quede en un susto'

El abuelo de la Princesa de Asturias fue ingresado la madrugada de ayer en el hospital Gregorio Marañón a causa de un problema cardiaco

El abuelo de doña Letizia, Francisco Rocasolano, ingresó en el hospital Gregorio Marañón a las cuatro de la madrugada de ayer, tras sentir un dolor en el pecho. Desde entonces permanece en observación y su hija, Paloma Rocasolano, ha estado la mayor parte del tiempo junto a él.

Don Francisco y su esposa, Enriqueta Rodríguez, viven en casa de su hija, en el centro de Madrid, desde donde fue trasladado al centro hospitalario. Paloma comentaba hace unas horas: "Todavía no sé nada de cuando va a recibir el alta. Está en observación". A pesar de que se ha publicado que doña Letizia había visitado a su abuelo materno en el hospital, su madre ha desmentido esta información: "No ha habido tiempo porque ha sido todo un poco rápido". Ni la Princesa de Asturias, que ayer siguió con su agenda oficial, ni su hermana Telma han visitado a su abuelo en el, lo que se puede entender como un prueba de que no reviste mayor gravedad.

Al preguntarle a Paloma si sólo había sido un susto sin mayor trascendencia contestaba: "Esperemos". El abuelo de la princesa Letizia cumplirá 91 años el próximo mes de julio. Hace sólo unas semanas, acudía a la celebración del aniversario de su esposa, Enriqueta, que tuvo lugar en la residencia de los Príncipes de Asturias.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más