Isabel Sartorius lanza una colección de bolsos para ayudar a los niños de Perú

Una parte de los beneficios recaudados se destinará a financiar proyectos de promoción del desarrollo impulsados por la ONG Global Humanitaria

Una sonriente Isabel Sartorius presentó el lunes en la sala Shoko de Madrid su nueva colección de bolsos, un proyecto que en esta ocasión guarda un significado especial ya que lo ha lanzado en colaboración con la ONG Global Humanitaria para ayudar a la infancia de Perú. Isabel, que en más de una ocasión ha reconocido que vive un momento pleno y feliz, es consciente de que no todo el mundo ha corrido su misma suerte y, por tanto, de lo importante que es participar en este tipo de iniciativas solidarias. Y qué mejor forma de hacerlo que con sus propios diseños.

En su faceta de empresaria en el sector de los complementos, Isabel ha creado una colección que forma parte de Global Collection, una iniciativa que promueve colaboraciones entre Global Humanitaria y distintas empresas españolas con el objetivo de crear productos de moda y complementos cuyas ventas generen fondos para la financiación de los proyectos de desarrollo de esta organización. Isabel ha contado con cinco artistas plásticos de renombre internacional como Jaume de Laiguana, Ciria, Fuentes Fuertes, Jarr y la panameña Olga Sinclair. Cada uno ha intervenido con su estilo personal en estos bolsos, de corte clásico y vanguardista por sus tamaños y mezclas de materiales y que podrán adquirirse por una suma próxima a los 200 euros en sesenta y ocho puntos de venta, además de Internet.

Vivió en Lima cuatro años
Durante la presentación, Isabel contó que su colaboración con esta iniciativa no es casual ya que pasó en Lima parte de su infancia. En concreto vivió en la capital peruana durante cuatro años, debido a la profesión política de su padrastro. Conoce, por tanto, los problemas que existen en el país. Con el dinero recaudado en la venta de su nueva colección y que "servirá un poco de complemento para escuelas y comedores", Isabel pretende así "devolver a la sociedad todo lo que me ha dado".

Como madre de una niña de diez años, reconoció que "hoy en día sí me implico más con temas que tengan que ver con la infancia, porque antes de tener a Mencía me implicaba más con la tercera edad". Hablando de su hija, afirmó que "está muy sensibilizada con la pobreza a pesar de que aún no la he llevado al tercer mundo, aunque la llevaré". Añadió además que su hija tiene ya diez años, una edad en la que se comienza a desarrollar una parte crítica, y que aunque los bolsos "le encantan", no puede evitar hacer preguntas sobre algunos de los diseños.

Más sobre

Regístrate para comentar