Tranquila despedida de soltera para Jenna Bush mientras su prometido se va de pesca

La hija del presidente Bush contraerá matrimonio el próximo 10 de mayo en el rancho que la familia tiene en Texas

La alocada vida de Jenna Bush, hija del presidente de Estados Unidos, ha quedado tan tan atrás que su despedida de soltera se parece más a un fin de semana en un spa que a una fiesta con amigas antes de la boda.

Jenna, de 26 años, viajó con su hermana Bárbara y un grupo de amigas a Florida, donde el buen tiempo está garantizado. Fue un fin de semana sólo de chicas y estuvieron prácticamente encerradas en una casa de Boca Raton, así se aseguraron estar alejadas de miradas indiscretas.

Al final, todo se ha conocido porque una de las asistentes dio algunos detalles a la publicación norteamericana People. Jenna fue multada con más de 600 euros y a realizar 36 horas de tareas de servicio comunitario, además de la correspondiente suspensión de su carnet de conducir durante un mes, por haber intentado comprar bebidas alcohólicas en Texas cuando tenía 19 años.

Ese fue el segundo incidente de la joven con la consiguiente polémica por ser hija del presidente George Bush. Ella admitió los cargos de violar las leyes sobre compra y consumo de alcohol. Siete años después, está volcada en su carrera como escritora y optó por una celebración menos escandalosa en su despedida de soltera.

Día de pesca en la despedida de soltero
El fin de semana siguiente a que Jenna estuviera con sus amigas, llegó el turno de la despedida de soltero. El novio Henry Hager, de 29 años, se reunió con unos veinte amigos, la mayoría de Nueva York y Washington y, al igual que su prometida, eligió el sol de Miami. Los chicos se alojaron en el hotel Delato, en South Beach, y dedicaron el sábado a ir de pesca. La publicación People señala que aunque estuvieron todo el día intentando que los peces picaran, no pescaron nada.

Su fiesta no fue tan tranquila como parece que fue la de la novia y sus amigas. De vuelta al hotel, se sentaron alrededor de la piscina, sin perder de vista el bar del hotel que visitaron con mucha frecuencia. El novio fue buen chico y a la una y media de la mañana, mientras sus amigos todavía seguían de juerga, él se fue a dormir. La boda de la hija de George y Laura Bus tendrá lugar el próximo 10 de mayo en un rancho que la familia posee en Texas.

Más sobre: