Ortega Cano: 'Quizá, el culpable de que abandone los ruedos he sido yo mismo'

El torero arremetió en el programa de televisión '¿Dónde estás corazón?' contra los que le critican por querer seguir toreando

Con un semblante muy emocionado, José Ortega Cano compareció en el programa ‘¿Dónde estás corazón?’ para explicar los verdaderos motivos de su retirada de los ruedos. El diestro de Cartagena expresó, en todo momento, su deseo de seguir toreando, pero las últimas críticas negativas que ha recibido y un malentendido con su apoderado, Victoriano Valencia, le han llevado a tirar la toalla.

El viudo de Rocío Jurado afirmó que, aunque muchas voces no opinen lo mismo, todavía se encuentra en plenitud y lleno de salud para ponerse delante de un toro: "Estoy divinamente del corazón, tengo el corazón como un chiquillo, hago ejercicio diario. Yo he visto torear a Curro Romero con una edad muy por encima de la mía". Además, Ortega Cano calificó como "mala racha" sus últimas faneas: "Quizás he hecho cosas que no tenía que haber hecho, pero no me arrepiento de nada, yo soy un tío de los pies a la cabeza y tengo mi cuerpo cosido a cornadas".

Como no podía ser menos, el torero recordó la figura de Rocío Jurado: "A Rocío la he amado, la sigo amando y la amaré toda la vida". Sobre los rumores de crisis que durante un tiempo planearon sobre la de Chipiona y Ortega Cano, el torero se defendió alegando que era algo que ocurría en todas las familias: "Rocío era temperamento y yo también tengo el mío. Entonces, cuando yo le echaba la mano por encima, le decía dos cositas, se le quitaba todo y nos amábamos".

El diestro expresó lo importante que están siendo sus hijos, Gloria Camila y José Fernando y su familia, tanto en su vida como en su profesión: "Por mis hijos merece la pena dejar de torear. Por mis hermanos y mi familia también". Así mismo, Ortega comentó el difícil reto que tiene por delante: ser madre y padre a la vez, "ahí tengo que pedir ayuda a mis hermanas y a mi cuñada Gloria"

Más sobre: