Chelsea Clinton se une a la campaña política de su madre

Los estudiantes de las universidades de Utah y Washington han sido los primeros en asistir a un mitin de la hija de Hillary y Bill Clinton

Con el ‘súper martes’ a la vuelta de la esquina, Hillary Clinton ha unido un nuevo y poderoso efectivo en su camino hacia la Casa Blanca, su hija Chelsea. Desde esta semana, Chelsea se encarga de hacer llegar el mensaje de su madre a las universidades estadounidenses intentando captar para ella el voto de los estudiantes. Y todo para vencer a Barak Obama como candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos.

Hillary sabe que su marido, Bill, presidente de 1993 a 2001, representa la experiencia y ahora con su hija de veintisiete años volcada al cien por cien en su proyecto puede llegar a los más jóvenes. Chelsea se graduó en Historia en el 2001, e la Universidad de Stanford con la tesis sobre la mediación de su padre en el Acuerdo de Paz de Irlanda del Norte, después continúo sus estudios en la universidad inglesa de Oxford, donde hizo un Master en Relaciones Internacionales. Sin embargo, hasta ahora nada se sabía de su interés por la política.

Su carrera profesional la empezó en Nueva York, en la consultora McKinsey & Company que dejó en noviembre del 2006 para incorporarse a Avenue Capital, empresa afín al partido Demócrata.

Convenció a los estudiantes
La tournée política de Chelsea empezó el lunes en la Universidad de Utah, siguió en la organización estudiantil Weber Union, y de ahí a las universidad de Washington. La hija de Bill y Hillary Clinton demostró que ha heredado las cualidades de sus padres y no sería de extrañar que en un futuro fuera ella la que iniciara su propia carrera política. De momento, ha demostrado que sabe convencer a su público. Sus mítines se han saldado con nota y los asistentes destacan sus habilidades oratorias.

Su participación ante los estudiantes de Washington se celebró en una cafetería, un ambiente más desenfadado al que sus padres habrían elegido y mucho más apropiado para reunir a la comunidad estudiantil. Para abrir su discurso tomó la pregunta de un estudiante de Washington que le quería saber la opinión de Hillary sobre el aumento del coste de la educación superior. Chelsea fue contundente: "Mi madre no estaría aquí hoy sin la educación que ha recibido. Ella entiende las dificultades y tiene un proyecto para cambiar el sistema". Luego siguió: "Gran parte de esta campaña es votar a gente de nuestra generación. Necesitamos enfatizar los valores que nos importan".

Más sobre: