El millonario divorcio de Shaquille O'Neal: 800.000 euros en gastos fijos mensuales

La estrella de la NBA desvela entre otros gastos, 20.505 mensuales en niñeras y acusa a su mujer, Shaunie, de ocultarle sus verdaderas propiedades

El proceso de divorcio de los O’Neal ha desvelado las increíbles cifras por las que pelean la estrella de la NBA Shaquille y su todavía esposa, Shaunie. Los gastos mensuales están a la altura de toda una estrella de la galaxia de la NBA y a ellos se agarra como un clavo ardiendo el jugador de los Miami Heats para evitar que la pensión a su esposa supere lo acordado en el contrato prenupcial.

Shaquille O’Neal, en su petición de divorcio del pasado mes de septiembre, alegaba "diferencias irreconciliables" con su mujer. Su abogado, Ira Elegant, solicitó en la corte de Miami el divorcio alegando: "Shaunie ha sido reservada sobre sus propiedades, particularmente en lo que se refiere a ciertas propiedades poseídas por ella en su nombre o bajo el de otras entidades". Asimismo, requería a la corte que Shaunie informara correctamente de todo su dinero, bonos, valores en bolsa, empresas y otros seguros.

En su nuevo alegato para conseguir la ruptura oficial de su matrimonio y que su mujer confiese todos sus ingresos, O’Neal ha desvelado la millonaria cuenta de gastos fijos mensuales de la familia. Shaquille, su esposa y sus seis hijos necesitan más de ochocientos mil euros mensuales para mantener un ritmo de vida que el común de los mortales no llega ni a imaginar. La hipoteca de sus tres mansiones les supone desembolsar 120.000 euros al inicio de cada mes. En regalos múltiples y variados sin especificar si son para ellos mismos o para otros, se gastan 46.647 euros y en viajes de ocio más de 83.000 euros cada treinta días. Shaquille y Shaunie se casaron en el 2002 en el hotel Beverly Hills tras un largo noviazgo.

Tienen cuatro hijos juntos, Shareef, de siete años, Amira, de cinco, Shaqir, de cuatro, y Me'Arah, de uno. Además, el baloncestista tiene una hija, Taahirah, de una relación previa y Shaunie, un hijo, Myles, que nació antes de conocer a Shaq. Sólo en niñeras para los seis niños se gastan 20.505 euros al mes. Aparte queda el resto de personal de servicio, otros 17.148 euros que añadir a los gastos fijos.

Sus coches consumen tanto que necesitan 18,778 euros sólo para gasolina. Con estas cantidades tan disparatadas parece poco lo que gastan en comer, 9.845 euros y también lo que dedican a trapitos, 13.312 en ropa para ir a la última. Los más de ochocientos mil euros quedan redondeados por los 387,033 que abonan en impuestos.

Más sobre: