Los hijos de Nicolás Sarkozy, en el punto de mira de la opinión pública

Pierre compone y produce música hip-hop bajo un seudónimo, Jean se dedica a la interpretación y Louis ha sufrido amenazas telefónicas

Desde que Nicolás Sarkozy tomara las riendas de la República francesa el pasado mes de mayo, no sólo su agitada vida sentimental está generando un sinfín de noticias, sino también las profesiones de sus hijos.

El rapero que se esconde bajo el seudónimo de Mosey, líder de un grupo llamado Crime Chantilly, es nada más y nada menos que el mayor de los Sarkozy, Pierre, de 22 años, fruto de su matrimonio con Marie-Dominique Culioli.

Al principio se trataba sólo de un rumor que luego fue confirmado en una radio francesa por el cantante Poison, para quien ha compuesto el tema La rue, de su último trabajo discográfico titulado Mec de tess. Este ídolo del rap no sabía que se trataba del hijo del Presidente de Francia, a pesar de que lo conoce desde hace cinco años. "Me enteré hace seis meses. Cuando lo supe me volví loco y lo llamé. Me dijo: ‘Poison, no quería decírtelo porque si no, no habrías querido andar conmigo’".

Entre sus trabajos como compositor y productor de hip-hop, rap, soul y R&B, figuran el tema Freestyle, para David Banner y ha participado en algunas películas como 100% Debouze y Selon Charlie.

La prensa francesa no ha tardado en criticar esta incursión del hijo del Presidente de la República en el mundo del rap y el hip-hop. No ha gustado mucho que su página web esté en inglés y que sólo aparezcan fotografías de él con artistas estadounidenses. Tampoco ha gustado mucho entre raperos de renombre como Casey, que en un concierto que ofreció en el Nuevo Casino de París dijo: "El hijo de Sarkozy intenta colarnos sus productos bajo el nombre de Crime Chantilly. Tened Cuidado".

Pero los enemigos en el mundo del hip-hop no se los ha ganado el mayor de los Sarkozy, sino su padre, después de presentar dos querellas contra los grupos Sniper y La Rumeur por injurias a la Policía en una de sus canciones y un texto publicado en una revista cuando era Ministro del Interior.

El salto a los escenarios de Jean
Pero Pierre no es el único de los hijos del mandatario francés que se dedica al mundo del espectáculo ni el único cuyos actos están siendo juzgados por la opinión pública. Su hermano Jean, de 20 años, es actor. Empezó a recibir clases de interpretación en la escuela de Arte Dramático con Jean Laurent Cochet, uno de los maestros de teatro más prestigiosos de Francia, que ha contado entre sus filas con actores de la talla de Gerard Depardieu o Fabrice Luchini. El joven debutará este mes en París con la obra Oscar, de Claude Magnier. A la hora de hacer el casting, y al igual que su hermano Pierre, ocultó su identidad utilizando el apellido de su madre, Culioli, para que no le reconocieran y no le tratasen de manera diferente.

Louis recibe amenazas telefónicas
El pequeño de los Sarkozy, Louis, de diez años, también ha sido noticia esta semana, pero no porque se quiera dedicar a la música o a la interpretación, sino por haber sido víctima de varias amenazas telefónicas. Al parecer, un miembro de la compañía telefónica consiguió el número de teléfono de Cecilia, ex mujer de Nicolás Sarkozy, y se lo pasó a un amigo, que comenzó a hacer llamadas a este número, entonces en posesión de Louis porque se lo había regalado su madre. Gracias a la rápida actuación del Presidente y de la Ministra del Interior, ya han sido detenidas dos personas supuestamente implicadas, que serán juzgadas el mes que viene.

Más sobre: