Paloma Rocasolano evita pronunciarse sobre el embarazo de su hija Telma: 'Son sus planes'

La hermana de la Princesa Letizia dará a luz el próximo mes de marzo

Telma Ortiz ha evitado ser fotografiada desde que llegó a España. Las únicas imágenes de la hermana de la princesa Letizia en Madrid son las que ofrece esta semana la revista ¡HOLA!, Telma disfrutando de una tarde de circo con la infanta Leonor y acompañada de su madre, Paloma, y su abuelo, Francisco Rocasolano. Desde que se anunciara el compromiso matrimonial de los Príncipes de Asturias, todas las vueltas a casa por Navidad de Telma -que trabaja como cooperante- eran siempre retratadas. De compras con su madre, en el parque o en el circo con su sobrina mayor, Carla, o bien paseando tranquilamente con amigos.

Este año, sin embargo, ha sido totalmente distinto. Embarazada de cinco meses, Telma escogió y logró pasar desapercibida a su llegada a España y sólo las imágenes de ella sentada junto a Leonor en el circo Price atestiguan que está aquí. En esas fotografías, Telma aparece sentada, con la mano apoyada sobre su tripa en una postura.

Ni su hermana ni sus padres se han pronunciado hasta ahora sobre tan feliz noticia. Es lógico pensar que a cuatro meses del nacimiento de su primer hijo, hubiera escogido quedarse aquí en lugar de regresar a Filipinas, donde trabaja con la Cruz Roja, sin embargo ni ella ni su familia ha querido adelantar los planes de Telma que en sus anteriores visitas se alojaba siempre en casa de su madre.

Paloma Rocasolano, comentaba ayer al ser preguntada a la llegada a su lugar de trabajo: "Son sus planes". Atenta y sonriente como siempre y también dejando ver que se trata de un momento muy especial en la vida de su hija y que sólo ella debe hablar de esta buena noticia si así lo desea. Tampoco Jesús Ortiz ni los Príncipes de Asturias han hecho comentario alguno al respecto.

La hermana de la Princesa, tiene 34 años y trabaja actualmente en Manila, en la Oficina Técnica de Cooperación, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, y es una de las encargadas de supervisar sobre el terreno el desarrollo de los proyectos aprobados. Su novio, Enrique Martín, es el delegado de la Cruz Roja española en Filipinas, reside igualmente en Manila y empezaron su relación hace dos años. Él fue quién la acompañó desde el país asiático cuando el pasado febrero tuvo que regresar precipitadamente a causa del fallecimiento de su hermana Erika. Si bien pasó prácticamente inadvertido para los medios, Enrique estuvo junto a la familia en el funeral oficiado por la menor de las hermanas Ortiz Rocasolano.

Más sobre: