José Luis Moreno: 'Cuando vi entrar a los ladrones pensé que era una broma'

El conocido productor y empresario teatral concedió una entrevista televisiva donde relató el asalto a su mansión

El conocido productor y empresario teatral, José Luis Moreno, ha roto su silencio, después de sufrir hace unos días un brutal asalto en su mansión de Boadilla del Monte y tras haber permanecido ingresado seis días debido a la brutal paliza que recibió por parte de sus asaltantes.

El productor ha concedido una entrevista al informativo de Pedro Piqueras para relatar lo sucedido. Con el rostro lleno de contusiones y magulladuras, José Luis Moreno, con voz tranquila y vestido de blanco, relató muy sereno todo lo que recordaba del suceso.

"Todo ocurrió cuando volvía a casa después de grabar el especial de Nochebuena de Escenas de matrimonio. Eran las once menos diez de la noche y me encontraba en la sala de proyecciones esperando a que me trajeran algo de cenar. De repente, en ese mismo instante, entró un encapuchado con una pistola muy pequeñita. Lo primero que pensé es que era una broma. Le dije que no me gustaban ese tipo de gracias, que me dejara ver quién era. Pero entró un segundo individuo con una palanca y un tercero con un hacha. Ya vi que aquello iba en serio. Empezó una pelea. Se lió un auténtico zafarrancho. Me dieron con la palanca y luego un hachazo en la cabeza. Llovieron puñetazos y patadas... Me subieron a las habitaciones y como me seguía defendiendo, me bajaron y me encerraron en el cuarto donde habían metido al servicio".

"Todo sucedió en un transcurso de siete u ocho minutos, y en total estuvieron en la casa una media hora. En ningún momento perdí el sentido. No abrieron ni una sola vez la boca delante de mí, aunque igual me quede sordo del miedo. Los empleados no reconocieron ningún acento. La policía piensa que puede ser una banda albanokosovar. Forzaron una de las cajas fuertes y se llevaron dinero y joyas, sobre todo relojes. Los colecciono"

Tras relatar lo sucedido, el productor de la conocida serie Aquí no hay quien viva, prosiguió fríamente: "No se puede vivir con miedo e intentaré recuperar la normalidad lo antes posible. Estos señores tienen poco futuro. En breve sabremos quienes son".

A pesar de que José Luis Moreno no pudo ver el rostro de sus asaltantes, todas las hipótesis apuntan a que conocían a la perfección la casa del empresario, ya que entraron por la parte trasera y no por la puerta principal, la cual está vigilada 24 horas al día. Y eso no es todo, porque los ladrones tenían calculada la hora y se marcharon de la mansión a las 00.30, unos minutos antes de que llegara el vigilante privado del empresario. Ahora solo queda resignarse y esperar a que las investigaciones policiales den sus frutos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más