El último reportaje que concedió Benazir Bhutto en exclusiva a ¡Hola! antes de regresar a Pakistán

Dos meses antes de ser asesinada, la ex primer ministra de Pakistán hablaba del peligro real de muerte por atentado terrorista

Benazir Bhutto, ex primera ministra y una de las líderes de la oposición al presidente Pervez Musharraf en Pakistán, ha fallecido tras resultar herida en un atentado en Rawalpindi, a las afueras de la capital, Islamabad. Apenas dos meses antes de regresar a su país tras casi nueve años de exilio, Bhutto concedió en exclusiva a la revista ¡Hola! una sobrecogedora entrevista en la que hablaba del peligro real de muerte por atentado terrorista al que se enfrentaba en su regreso a su país.

Sus palabras han resultado dramáticamente premonitorias, después de que el pasado jueves 18 de octubre, tan sólo un par de horas después de su llegaba a Pakistán, sufriera un brutal atentado del que salió ilesa, pero en el que perdieron la vida más de 140 personas. La verdadera tragedia ha llegado dos meses más tarde, cuando ha sido asesinada después de que ofrecer un mitin en Rawalpindi.

Todavía sobrecogidos por el horror, ofrecemos las declaraciones exclusivas de Benazir Bhutto y la última fotografía junto a dos de sus tres hijos antes de abandonar Dubai, donde nos concedió la entrevista que ofrecemos a continuación.

Benazir Bhutto no llevaba con ella a sus hijos cuando pisó suelo pakistaní. Bilawal, de diecinueve años, quería regresar para darle su voto en las elecciones, que se celebrarán en enero y sus hijas, Bakhtarwar, de quince años, y Asifa, de trece, queríza acompañarla, pero ellos permanecieron a salvo en su casa de Dubai. Fue duro para ella dejar a su familia, particularmente porque no sabe cuándo podrá volver a verles de nuevo. Benazir siempre fue muy consciente de que podía perder la vida, y al haber perdido a su padre y dos hermanos en la turbulenta historia de Pakistán, siempre tuvo la firme determinación de mantener a su familia a salvo. ""Es difícil para mis hijos, pero les digo que no se preocupen y que tengan fe en Dios. Pasará lo que Dios tenga dispuesto".

Después de que su padre, Zulfikar Ali Bhutto, el primer jefe de Gobierno de Pakistán, fuese ejecutado en la cárcel en 1979, ella asumió el papel dejado por él, y ella misma soportó cinco años de aislamiento en una cárcel cuando tenía poco más de veinte años. También perdió a sus hermanos, Murtaza y Shahnawaz. "Puedo haber cometido errores —aseguraba—, pero, en el fondo de mi corazón, sé que el amor hacia mi pueblo, el amor que siento por la democracia, el respeto que tengo hacia la dignidad humana, son los valores que he perseguido en mi vida. No sé cómo me juzgará la Historia, pero sé que siempre he intentado hacer lo mejor para mi país".

Más sobre

Regístrate para comentar