Milagroso rescate de una niña superviviente a un accidente aéreo en Panamá

Francesca Lewis, de 12 años, fue la única que logró salvar su vida de las cuatro personas que viajan en la avioneta que se estrelló contra las faldas del volcán Barú

La niña estadounidense Francesca Lewis es la única superviviente en el accidente de una avioneta en Panamá, ocurrido contra las faldas del volcán Barú, en el occidente del país. Los grupos de rescate confirmaron la muerte de un acaudalado inversor de California, Michael Klein, de 37 años, su hija Talia, de 13, y el piloto panameño de la aeronave HP-762, Edwin Lasso, de 23.

Milagro por Navidad
Con fractura en uno de sus brazos, síntomas de hipotermia debido a las bajas temperaturas, traumas a nivel muscular y alteración de sus funciones renales, Francesca Lewis, de 12 años, está sana y salva, después de 72 horas en la selva. La niña fue evacuada en helicóptero por los grupos de rescate y trasladada al hospital Mae Lewis en David, capital de la provincia de Chiriquí, al oeste de Panamá. La niña se encuentra "estable" y en compañía de sus familiares. Su madre, Valerie Lewis, manifestó a la cadena estadounidense CNN que estos días "han sido una auténtica pesadilla" y calificó de "milagro" el incidente.

Francesca pasaba unos días de vacaciones con su amiga Talia Klein, en el resort de Islas Secas, propiedad del padre de ésta, Michael Klein, quienes junto al piloto Edwin Lasso, fallecieron en el accidente de la avioneta. Tras el incidente, la niña vagó por la selva más de dos días hasta un lugar donde fue descubierta por el grupo de rescate.

Más sobre: