Nicole Richie y su novio, Joel Madden, dos jóvenes Santa Claus

La hija del cantante Lionel Richie, embarazada de ocho meses, y su novio repartieron regalos a los niños desfavorecidos de Los Ángeles

Cuando les faltan pocas semanas para ser papás, Nicole Richie y Joel Madden se han convertido por unas horas en dos jóvenes Santa Claus repartiendo regalos a más de 200 niños desfavorecidos de Los Ángeles. La pareja, que ha fundado una asociación benéfica -Richie-Madden Foundation-, ha regalado a los niños del programa Beyond Shelter, destinado a familias sin hogar, un par de zapatos y ositos de peluche. 'Queremos ofrecer a estos niños unas navidades maravillosas y especiales', comentaron. 'Somos felices de formar parte de una comunidad y celebrarlo con aquellos chicos que no han tenido tanta suerte como nosotros'.

Los niños también tuvieron oportunidad de maquillarse las caras, comer perritos calientes y jugar con pelotas con formas de animales. 'Es divertido para nosotros estar con un grupo de niños que lo están pasando bien', confesó Maden. 'Te hacen sonreír. Ojalá se estén sintiendo especiales', añadió.
Nicole aprovechó la ocasión para bromear con su próxima maternidad. 'Va a ser muy aburrida', dijo.

La pareja protagonizó hace unos días un acto similar en el que ofrecieron a 100 mujeres embarazas regalos como cochecitos de bebé, mantas, biberones o pañales, artículos que Nicole había recibido previamente en su Baby Shower. 'Es un gesto muy dulce. Con la pobreza que hay hoy en día, tener tantos regalos es algo derrochador, por ello es un gesto muy bonito entregarlos a familias que los necesitan mucho más que ellos' confesaba una de las invitadas a la fiesta.

Más sobre: