Carla Goyanes se vuelve 'punkie', aunque sólo por una noche

La modelo coincidió con Eva González, Blanca Romero y Alaska en la celebración del treinta aniversario del nacimiento del movimiento 'punk'

Alaska estaba en su salsa, que para algo fue icono punk en España. Ver a Eva González, Marisa Jara y Blanca Romero convertidas en punkies tuvo más gracia aunque el premio punkie revelación fue para Carla Goyanes.

La modelo no se atrevió con la cresta pero olvidó por un día su estilo más clásico, incluso sus padres, Cari Lapique y Carlos Goyanes, se quedaron de piedra al verla: "En casa se morían de risa cuando me han visto. La verdad es que yo el punk no lo conocí mucho. Era muy pequeña".
La sevillana Marisa Jara dijo que ella es "más flamenca que punk" y Blanca Romero confesó que en su época rebelde llevó cresta roja. Lo que no sorprende mucho ya que sus cambios de look capilares han sido de lo más atrevidos. Ella misma se rapó la cabeza en una ocasión y cuando le empezó a crecer se tiñó la cabeza como si de un estampado salvaje se tratara. La fiesta con la que se celebró el treinta aniversario de este movimiento se celebró en un garaje madrileño abandonado queriendo, de algún modo, rememorar la esencia del punk.

Para recordar lo que había sido el espíritu punk, los invitados tuvieron a Malcolm McLaren, manager de los Sex Pistols, hablando sobre el movimiento que triunfó, sobre todo en Inglaterra, a finales de los setenta: "El punk, que parece simple y poco dañino, fue un movimiento clave que cambió todo y se convirtió en el movimiento cultural más importante de finales del siglo XX".

Más sobre

Regístrate para comentar