Martina Hingis olvida su año fatídico en brazos del magnate Alexander Onischenko

Después de romper su compromiso con el tenista Radek Stepanek, la tenista ha rehecho su vida junto al jinete ucraniano

La tenista Martina Hingis ha vuelto a sonreír después de que el pasado mes de agosto anunciara la ruptura de su compromiso con su compañero de profesión Radek Stepanek. El motivo de su alegría parece ser Alexander Onischenko. Este fin de semana hemos podido ver a la pareja en un torneo hípico que se ha celebrado en el Real Club de Polo de Barcelona. En todo momento, la deportista suiza no dejó de prestar atención a la actuación del jinete, con quien, todo indica, que ha rehecho su vida, dejando atrás los duros momentos que ha tenido que atravesar este año tras romper su compromiso y ser acusada de dopaje durante el torneo de Wimbledon, algo que ella niega y asegura que es "inocente al cien por cien".

Su nuevo amor es un magnate de 37 años de origen ucraniano, es propietario de una lujosa cuadra en Lieja, Bélgica y presidente de la Federación de Hípica de su país. También se dedica a los negocios empresariales y en los años noventa cosechó una gran fortuna con una empresa de gas natural.

Hace dos meses saltaba la noticia de su noviazgo después de vez unas fotos de la pareja en Andalucía. Desde entonces, hemos podido verles en varios torneos hípicos celebrados en España, ya que ambos comparten su afición por los caballos.

Un largo currículum sentimental
La mayoría de las parejas que se han conocido de la que fuera la tenista número uno del mundo más joven de la historia han sido deportistas, entre ellos dos españoles: el tenista Julián Alonso, en 1998 y el golfista Sergio García, en 2001, pero ambas relaciones no llegaron a buen puerto. También han relacionado a la suiza con el también tenista suizo Ivo Heuberger, con el nadador Ian Thorpe y con el futbolista del Arsenal Sol Campbell. Más tarde, durante el juicio contra un hombre que la acosaba, se enamoró de su abogado, Christopher Calkin, pero la presión mediática hizo que rompieran. Después de varias relaciones fallidas, la última con Radek Stephanek, con quien tenía pensado a pasar por el altar, parece que Martina ha vuelto a encontrar la felicidad al lado de otro deportista profesional.

Más sobre

Regístrate para comentar