Se ha casado Larry Page, el último de los solteros de oro de Google

El cofundador del famoso buscador ha contraído matrimonio en la isla privada del multimillonario Richard Branson

En cuestión de seis meses, dos solteros de oro, - que según la lista Forbes figuran entre las diez personas más ricas de Estados Unidos -, han pasado por el altar. Se trata de los jóvenes que fundaron Google. El último de ellos en dar el "sí quiero" ha sido Larry Page, cuya fortuna que supera los 13.000 millones de euros. Su afortunada mujer se llama Lucy Southworth y comenzaron su relación hace un año. Ella tiene 27 años e hizo el doctorado de Informática Biomédica en la misma universidad en la que estudiaron Page y el otro fundador del buscador más solicitado en Internet, Sergey Brin.

Más de seiscientos invitados asistieron al enlace, entre los que se encontraban Bono, el cantante de U2, el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton y su esposa, Hillary, y varias personalidades del mundo de la informática. También se esperaba la presencia de Al Gore, consejero de Google, pero al final no pudo asistir porque tenía que ir a Oslo para recoger el premio Nobel de la Paz.

Según el diario New York Post, Larry Page alquiló dos islas privadas en el Caribe. La ceremonia tuvo lugar en Necker Island, propiedad del multimillonario fundador de Virgin, Sir Richard Branson, que además fue el padrino. Esta isla tiene 28 hectáreas en las que hay varias casitas belinesas y tiene una capacidad para 28 personas. Alquilar la isla entera cuesta 34.400 euros por noche. Los invitados, - que llegaron a este paradisíaco enclave de las Islas Vírgenes en jets privados, barcos o helicópteros que corrieron a cuenta del novio-, se hospedaron en otra isla cercana, llamada Virgin Gorda.

Larry y Sergey, crearon Google en 1998 y desde entonces vieron cómo su fortuna creció como la espuma, y no sólo ellos, ya que desde que salió a bolsa en el año 2004, el valor de sus acciones se ha multiplicado por diez. En estos momentos Google se encuentra entre las diez empresas estadounidenses más potentes.

Más sobre

Regístrate para comentar