Paris Hilton en apuros: no sabe cómo organizar la 'babyshower' de Nicole Richie

La fiesta se celebra este domingo en el hotel Beverly Hills y Paris tiene que encargarse de los juegos para las demás invitadas

Faltan sólo dos días para la fiesta baby shower de Nicole Richie y la organizadora y amiga, Paris Hilton está hecha un lío. Paris sabe muy bien como divertirse, las fiestas de gala, las discotecas, las presentaciones o las fiestas de amigos no tienen secretos para ella. Pero una fiesta en la que se homenajea a una futura mamá ya es otra cosa.

"Honestamente -confesaba hace unas horas- no sé como se organiza una baby shower. Quizás encuentre un libro o algo para que me de ideas". Y eso que sólo faltan cuarenta y ocho horas para que se celebre el acontecimiento. Paris ha contado con la imprescindible ayuda de la madre de Nicole, Brenda Harvey-Richie, que se ha encargado de contratar a Mindy Weiss para el catering y ha exigido que haya también cócteles no alcohólicos.

De la música se encargarán Superstar deejay y Samantha Ronson. Es una fiesta para la embarazada pero Paris y Nicole no pueden permitir que sus buenas costumbres se pierdan. Como la amistad (siempre con altibajos) viene desde que eran niñas, la madre y la hermana de Paris también están citadas el domingo en el hotel Beverly Hills.

Paris no sólo tiene la preocupación de qué juegos organizar para entretener a las invitadas, además tiene que decidir que le va a regalar a su mejor amiga: "No sé que comprarle ya que muchas de nosotras no sabemos que es lo que tiene y lo que no. Además, Nicole no sabe si espera un niño o una niña".

En la celebración, como es tradicional sólo habrá mujeres y no estará Joel Madden, el padre del bebé que nacerá a principios de año. La pareja quiere contraer matrimonio una vez que el niño haya llegado al mundo y Paris ya adelanta: "Será una boda por todo lo alto".

Más sobre: