Anna Kournikova luce su nueva silueta en Brasil

Alejada de la competición, su imagen dista mucho de la de una deportista de élite y parece más una modelo profesional

Mientras su novio, Enrique Iglesias, llegaba a Sudáfrica, Anna Kournikova promocionaba en Río de Janeiro la colección deportiva de la que es imagen ahora que se ha roto su contrato con Adidas.

Anna ocupa una suite del lujoso hotel Copacabana Palace desde el pasado domingo y estará allí una semana. Su agenda incluye una sesión fotográfica para el catálogo de K-swiss, torneo de exhibición y cena de gala. Sin embargo, la tenista más fotografiada de todos los tiempos se quedará con las ganas de conocer el carnaval. Estos días confesaba a la publicación brasileña Ego: ‘Tengo que volver para disfrutar del carnaval carioca".

La bella rusa aún no se ha retirado oficialmente de la WTA, sin embargo, a causa de una lesión crónica en la espalda, se mantiene alejada de la competición profesional. A los 25 años, asegura sentirse en su mejor momento y vive el tenis de otra manera, disfrutando en torneos benéficos o de exhibición y sin el duro entrenamiento que requiere estar entre las mejores del mundo. Su silueta también ha variado notablemente. Anna está más delgada y tiene medidas de modelo, como si nunca hubiera sido una deportista de élite.



Por el momento, Enrique y ella continúan sin hablar de planes inmediatos de boda. Los dos han manifestado en distintas ocasiones que su ilusión es formar una gran familia y Anna lo ha reiterado en Brasil: "Ahora no es el momento pero quiero casarme y tener hijos. Adoro los niños".

Más sobre: