Victoria Beckham: 'Britney Spears es más interesante que yo'

La Spice Girl ha confesado en una emisora de radio que su 'aburrida' vida en Los Ángeles ha ahuyentado a los periodistas

Victoria Beckham ha recurrido a la ironía para desvelar el secreto de su éxito. Y lo ha hecho en el espacio televisivo de la actriz y show woman Ellen Degeneres: 'Para imitarme no se puede sonreír, hay que aparentar estar enfadado, llevar una minifalda y tacones muy altos". Además, la mujer de David Beckham ha hablado de la atención mediática que recibe su familia en Los Ángeles. "Al llegar aquí todo fue muy intenso. Había toneladas de periodistas, pero luego se dieron cuenta de que éramos muy aburridos y que Britney Spears es más interesante, por lo que van a su casa. No salimos a los clubes todas las noches", ha reconocido la Spice.

En otro espacio, esta vez radiofónico, Victoria contó a los oyentes de la emisora californiana Kiis FM algunas de las virtudes y defectos de su marido, a quien calificó como muy romántico y ordenado, además de un experto en el arte de mandar notas y flores. No obtante, las manías de David con la limpieza y el orden -él mismo reconoció el año pasado que sufría desorden obsesivo-compulsivo- volvieron a salir a la luz. Y no sólo su ya conocida obsesión por colocar el contenido de su nevera por colores. 'David pasa el aspirador en línea recta y si cualquiera pisa después, se molesta', confesó su mujer. El futbolista de Los Ángeles Galaxy ya había hablado de su manía de poner todo en orden en las habitaciones de los hoteles, como las bebidas alcohólicas, que ordena nada más llegar en fila india para que todo parezca perfecto.

Todas las madres, Spice Girls
Victoria también tuvo tiempo para hablar de la nueva gira que iniciarán ella y su grupo en diciembre y para la que ha cambiado su look del rubio al moreno, recuperando la media melena que la hizo famosa hace una década. 'Mis hijos piensan que todas las madres son de las Spice Girls', explicó la cantante.

Para que Brooklyn, de ocho años, Romeo, de cinco, y Cruz, de dos, se sientan en Los Ángeles como en casa, la familia Beckham ha adoptado alguna de las costumbres norteamericanas, entre ellas, Halloween. Su casa pudo ser fotografiada estos días con esqueletos de plástico colgando de los árboles o las míticas calabazas adornando el jardín. Además, y según su relato, ella misma ha salido con sus hijos disfrazados para pedir caramelos puerta puerta a las celebridades de su vecindario, tal y como ordena la tradición del 'truco o trato'.

Más sobre

Regístrate para comentar