Ni seis meses le ha durado a Victoria Beckham su último cambio de look. La artista británica se aburre constantemente de sus peinados y tiene la suerte de que todos le quedan bien. Hace un año, en el verano del 2006, se cortó la melena y se quitó las extensiones. Su media melena castaña fue copiada por mujeres de todo el mundo. El pasado mes de abril se decidió a cortarse más el pelo y teñirlo de rubio platino. Y así lo ha llevado los últimos seis meses.

Este fin de semana, Victoria nos ha enseñado su nueva imagen, una vuelta a la media melena castaña ya que se ve que el rubio platino no le ha convencido. El corte de pelo de estos días es muy similar al llevaba cuando triunfaba en el mundo entero con su grupo Spice girls y llegar a él le ha costado pasar ocho horas en un prestigioso salón de Los Ángeles, Jessica Galvan Hair Studio. La cantante se ha oscurecido el pelo y se ha dejado unas mechas más claras en el flequillo.

Este es su cambio más visible, al menos de momento, porque parece que además está muy ocupada con la tabla de ejercicios que le ha preparado su marido. David está preocupado porque no considera que Victoria esté preparada físicamente para enfrentarse a la gira mundial de las Spice girls.

Él mismo se ha ofrecido como entrenador personal de su mujer y supervisa todos los días que ella siga los ejercicios de pesas, la rutina de bicicleta y la serie de abdominales con los que ha empezado su puesta a punto. El objetivo es fortalecer su musculatura y aumentar su resistencia ahora que va a tener que cantar y bailar durante dos horas de espectáculo en directo.

Más sobre

Regístrate para comentar