Fernando Alonso: 'Cuando conocí a Raquel estaba muy nervioso. Creo que era porque me gustaba'

El piloto asturiano, tras finalizar el campeonato, se ha sincerado para la publicación Racing Line, la revista oficial de la escudería anglosajona Mc-Laren-Mercedes

Si por algo ha destacado a lo largo de su carrera profesional el piloto Fernando Alonso ha sido por su gran timidez y por preservar ante todo su vida privada. Pero en un alarde de sinceridad y tras dejar atrás los nervios y la tensión del campeonato, el asturiano ha confesado algunos de sus secretos más íntimos a la publicación Racing Line, la revista oficial de la escudería anglosajona Mc-Laren-Mercedes.

Fernando, que comenzó a pilotar un kart construido por su padre cuando tan sólo tenía 3 años, habló sobre sus pensamientos y preocupaciones a los mandos de su coche: "Los pilotos estamos sometidos a mucha presión, así que cuando gano pienso que todo el trabajo estuvo bien hecho". Y es que cuando Alonso se pone en carrera se olvida de todo y se funde en uno con su monoplaza.

El bicampeón del mundo para sorpresa de todos confesó como fue la primera vez que tuvo a Raquel del Rosario, su actual mujer, delante de sus ojos: "Fue hace dos años y medio, cuando conocí a Raquel. Estaba muy nervioso antes de verla y cuando llegó el momento no sabíamos qué hacer ni de qué hablar. No sé si era porque me gustaba mucho o porque estaba impactado por conocer a otro famosos. Creo que fue lo primero. Esa fue la última vez que me pasó algo así". Raquel y Alonso acaban de celebrar su primer aniversario de casados y parece que su relación va viento en popa ya que hemos podido ver a la cantante de El sueño de Morfeo apoyando al piloto en la recta final del campeonato.

El piloto ovetense reconoció que una de sus grandes pasiones son los coches teledirigidos: " Tengo siete u ocho. A algunos amigos míos también les gustan y nos juntamos para hacer carreras. También me gustan los aviones por control remoto, pero no tengo ninguno porque no sé manejarlos." Fernando, al que desde muy pequeño le llaman ‘Nano’ le gustaría tener el poder de la invisibilidad, para así a parte de gastar bromas a sus amigos, desaparecer cuando las cosas se pusieran feas o cuando quisiera salir de casa sin que nadie se enterara.

El asturiano que por su profesión está acostumbrado a viajar y a pasar muchas horas volando ha afirmado que si tuviera que elegir algún destino de vacaciones elegiría la playa: "Una isla pequeña en un lugar cálido y bonito ¡Sería fantástico!. Aunque también me van los sitios fríos y me gustaría visitar Laponia". A pesar de ser conocido en todo el mundo, Alonso sigue haciendo muchas de las cosas que hacía antes como salir a cenar, ir al cine e incluso comprar en el supermercado, y cree que si no hubiera triunfado en la Fórmula 1 él hubiera enfocado su carrera como ciclista profesional, ya que siempre ha seguido el ciclismo.

Ahora Alonso se tomará, tras el homenaje que Asturias ha preparado a su ‘campeón’ este domingo, un merecido descanso. Quizás Alonso aproveche para irse a Laponia o alguna isla desierta.

Más sobre: