Ivanka Trump crea su propia empresa, al margen del imperio Trump

La hija de Donald e Ivana ha lanzado una colección de joyas que lleva su nombre, su debut en solitario y no como parte del grupo familiar

Empezó trabajando como modelo a los dieciséis años y le pareció frívolo e insustancial el mundo de la moda. Se graduó con Magna Cum Laude en la escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pennsylvania y después se especializó en inversiones inmobiliarias y obtuvo la licencia de la Comisión de Control del Casino para poder trabajar en la división que controla el departamento de casinos del negocio de su padre. Y no contenta con esto, Ivanka Trump ha querido probar suerte fuera de la empresa familiar, para empezar este giro empresarial ha dado nombre a una línea de joyas.

Ivanka, que a finales de este mes cumple 26 años, está resultando la más aventajada de los hijos de Trump. Es la clara heredera del estilo Trump creado por su padre y al que su madre, Ivana Trump, dio brillo y esplendor. Tiene el glamour, su misma pasión por el estilo sofisticado (incluso ostentoso) y el carisma del que sus hermanos Donald Jr. y Eric, carecen.

Su espectacular belleza y su inteligencia hacen el resto. Ninguno de sus hermanos tiene tanto poder en la empresa familiar como ella y ahora, además, para lanzarse financieramente en solitario ha escogido el hotel Trump de Atlantic City, recientemente reformado, y así, de paso, ha promocionado las nuevas suites.

Para su debut en el mundo de la alta joyería ha escogido con precisión su presentación: "Glamour sin esfuerzo inspirado por el mundo de Ivanka Trump. Diamantes y brillantes que reflejan el estilo y elegancia personal de Ivanka. Hemos diseñado joyas para ser extraordinarios". No podría haber seleccionado mejor carta de presentación.

Más sobre

Regístrate para comentar