Nuria March y José María Pasquín celebraron su boda con una gran fiesta

Entre los invitados, Marta Sánchez y su marido, Jesús Cabanas, Nieves Álvarez y Vicky Martín Berrocal

La boda se celebró en la más estricta intimidad, tal y como los novios, Nuria March y José María Pasquín, deseaban. Sólo sus familiares más directos y sus amigos más próximos fueron testigos de cómo se daban el ‘sí, quiero’ en una ceremonia civil que tuvo lugar el pasado viernes. Nuria llevaba un vestido corto abotonado en la parte delantera y realizado en encaje de color marfil que había diseñado para ella Manuel Mota, director creativo de Pronovias.

Entre el reducido grupo de invitados a la boda civil, no faltó Jaime, el hijo que Nuria tuvo en su matrimonio con Jaime Martínez-Bordiu y que ya tiene ocho años. La intimidad del viernes contrastó con la fiesta del sábado. Nuria y José María querían festejar con sus amigos que se habían casado así que los citaron en Le Garage, un local del barrio de Salamanca de Madrid, a las 21:00h del sábado y Nuria se volvió a vestir de novia para recibir las felicitaciones de sus doscientos invitados.

Un mismo vestido con dos versiones
Se vistió de novia y esta vez de largo ya que Mota había creado un vestido con dos versiones. Se trata de un traje de línea lápiz abotonado hasta la rodilla, con manga corta ajustada y talle marcado con cinturón. Los dos vestidos están confeccionados en encaje francés bordado con hilos de oro envejecido y baguettes de cristal, aplanado sobre varias capas de garza en tono té; el cinturón y los botones van forrados en raso de seda natural en tono dorado.

Nuria, feliz con su elección, comentó: "Manuel Mota me parece uno de los mejores diseñadores de nuestro país. He seguido su trabajo desde hace años en Pronovias y me gusta mucho lo que hace, sobre todo su amplitud de registros, ya que puede hacer desde la novia más clásica a la más poco convencional, y siempre resaltando al máximo la belleza de cada mujer, por eso tuve claro que tenía que ser él".

Marta Sánchez, Carla Royo, ...
Entre los doscientos invitados no faltaron representantes del mundo de la moda, dado que Pasquín es el director de Hackett en España, y Nuria ha trabajado como estilista para revistas femeninas y fue relaciones públicas de Carolina Herrera. El diseñador Roberto Torretta acudió con su mujer, Carmen Echevarría y la modelo Nieves Álvarez. Sin duda, Nieves hizo un gran esfuerzo para asistir a la boda de sus amigos ya que cuenta los días que faltan para dar a luz a sus mellizos, un niño y una niña. Carla Royo-Villanova y su marido, Kubrat de Bulgaria, fueron otros de los asistentes, así como el cocinero Sergi Arola. La sorpresa de la noche fue la presencia de la cantante Marta Sánchez, que lució un vestido corto y negro. Su marido, Jesús Cabanas

Más sobre: