La Duquesa de Alba, invitada de honor a la boda del hijo de Rafael de Paula

Jesús Soto y Alejandra Canicoba celebraron su boda en la iglesia Nuestra Señora de la Merced de Jerez de la Frontera

Cayetana Fitz-James Stuart acudió con sus amigos, Carmen Tello y Curro Romero, a la boda del hijo del ex torero, Rafael de Paula, celebrada este fin de semana en Jerez de la Frontera. Jesús Soto y su novia, Alejandra Canicoba, contrajeron matrimonio en la iglesia Nuestra Señora de La Merced, en una celebración con marcado carácter flamenco. Los padrinos del enlace fueron la madre del novio, Marina Muñoz Leyton, y el padre de la novia, José Manuel Canicoba.

La novia eligió un vestido de inspiración gitana, ceñido al cuerpo y acabado en volantes, y el velo iba sujeto con una peineta de plata. Tras la ceremonia religiosa, los invitados se trasladaron a la finca Montana, a pocos kilómetros de Jerez, donde la fiesta, animada por los hermanos de Farruquito, se prolongó hasta altas horas. La Duquesa, como es lógico, no participó en tanta celebración, sin embargo ocupó un lugar de honor entre los invitados. Al llegar comentó: "Hoy no podía faltar a esta boda porque Rafael es un gran amigo mío". Cayetana incluso desveló el regalo que había hecho a la pareja: "Dinero, para que se lo gasten en lo que quieran".

La Duquesa de Alba se vistió de color coral y prefirió no hacer muchas declaraciones sobre la reciente separación de su hijo menor, Cayetano de Genoveva Casanova. "Hoy en día -dijo- esto le pasa a todo el mundo no soy la única que pasa por esto". Dos días antes, en Sevilla, Cayetana había vuelto a manifestar su deseo de que esta ruptura sea algo pasajero: "No es definitiva", insistió al ser preguntada una vez más por la ruptura de los condes de Salvatierra. Lo cierto es que ni Cayetano ni su esposa Genoveva se refirieron en el anuncio de la ruptura a una separación legal o al divorcio.

Más sobre

Regístrate para comentar