Así han sido los cinco días que Athina Onassis ha pasado en Grecia

Ha amadrinado los Eventos hípicos Onassis, creados en memoria de su madre, Cristina, fallecida cuando ella tenía tres años

No visitó la tumba de su madre, tampoco se reunió con los miembros de la Fundación Alexander Onassis, evitó asistir a la rueda de prensa en la que se le esperaba y apenas salió del recinto hípico. La estancia de Athina Onassis de Miranda en Grecia resultó para los que esperaban que se reconciliara con sus orígenes de lo más decepcionante.

Athina ha estado en Atenas sólo los días en los que se celebraba el campeonato hípico Onassis, creado por ella en memoria de su madre, Cristina. Su marido, Doda Miranda , participó en el torneo que se celebró la semana pasada en el centro hípico Markopoulo, a las afueras de Atenas y que fue sede competición hípica de los Juegos Olímpicos de 2004. Con los Eventos Ecuestres Onassis se ponía el punto y final al Global Champions Tour 2007, serie de concursos amadrinada por Athina que engloba los celebrados en Palm Beach, Cannes, Montecarlo, Estoril, Sao Paulo, Holanda y Arezzo, en Italia.

Esta ha sido la segunda vez que la única descendiente viva del legendario armador Aristóteles Onassis ha estado en Grecia en los últimos cinco años y dado el poder que aún mantiene la fundación a la que se legó la mitad de la fortuna del magnate y el respeto que su apellido infunda, se esperaba que Athina se dejara ver más.

Athina ha estado casi una semana en Grecia y no ha visitado Skorpios la isla en la que está enterrada su madre (a quién ha honrado con un torneo hípico en Atenas), su abuelo y su único tío materno. A esto se une que a principios de años fue la gran ausente en el funeral por Kalliroe Patronicola, la única hermana viva de Aristóteles y a quién Athina estaba muy unida. Al parecer, ha puesto a la venta la mansión ateniense que fue la casa de los Onassis y ya ha vendido, por veinte millones de euros, el chalé que su madre tenía en St Moritz.

Apenas ha salido del club hípico al que llegaba por la mañana y del que salía en cuanto terminaban las competiciones del día. La única salida fuera de programa que se permitió fue ir al aeropuerto a recoger a Vivianne, la hija de Doda, que pasó el fin de semana con ellos y viajó con el uniforme de la escuela internacional a la que acude en Bruselas.

Más sobre

Regístrate para comentar