Un forense encuentra restos que podrían ser de Madeleine en Praia da Luz

El superintendente de Policía Daniel Krugel afirma que el ADN de las pruebas recogidas en la playa coincide con el de la pequeña Mc Cann

Las novedades en torno al ‘caso Madeleine’ no cesan. Ahora, parece que la Policía vuelve a centrar su atención en el lugar donde desapareció la hija mayor de los McCann el pasado 3 de mayo, Praia da Luz. Según las últimas investigaciones, cabe la posibilidad de que el cuerpo de la pequeña fuera enterrado temporalmente en la playa de El Algarve o pueda seguir allí.

Esta teoría, ya barajada por la Policía portuguesa, se hace más fuerte por el descubrimiento de restos de ADN obtenidos de unas pruebas encontradas en la playa. Según el forense y superintendente de la Policía sudafricana Danie Krugel, las muestras que encontró en la playa pertenecen a Madeleine McCann. Este hallazgo ha hecho que, aunque la zona ya fue rastreada durante cuatro días en el mes de julio, vuelva a registrarse a fondo.

Un Policía muy cualificado
A Danie Krugel le precede su reputación. En la década de los ochenta, logró encontrar a cinco niñas secuestradas en Sudáfrica. Y es por esta razón por la que sus hallazgos han sido tenidos muy en cuenta por las policías inglesa y portuguesa. Durante los días que duró la inspección de Praia da Luz, Krugel, ya retirado, empleó sus revolucionarias técnicas y consiguió delimitar una pequeña zona en la que, según él, la niña habría estado o podría estar enterrada. Tras conocer esta noticia, los cuerpos de seguridad emplearon perros adiestrados para lograr encontrar el rastro de Madeleine. La reacción que tuvieron los caninos al oler la ropa de Kate McCann fue la clave que llevó a la Policía a declarar sospechosos a los padres de la niña.

En los últimos días, el antiguo asesor de los McCann, Alex Woolfall, ha querido dar su opinión sobre el caso y ha declarado al diario inglés The Times que ve ‘absurdo’ que declararan a los padres sospechosos de haber matado a su hija y dejó clara su confianza en la inocencia de Gerry y Kate. ‘Si están fingiendo, son dignos de un Oscar’, afirmó.

Más sobre: