Los condes de Salvatierra anuncian su separación a través de un comunicado

'Entre nosotros existe una relación de cariño y respeto, por nosotros mismos principalmente, y, además, por el bien de nuestros hijos, y la mantendremos así'

Los condes de Salvatierra han decidido poner fin a su unión y así lo han dado a conocer esta tarde mediante un comunicado que han hecho llegar a través de la agencia Efe que dice así:

"Excelentísimos señores Condes de Salvatierra, Madrid a 1 de octubre de 2007.

Don Cayetano Martínez de Irujo y doña Genoveva Casanova comunican
Que por común acuerdo hemos decidido separarnos. Que entre nosotros existe una relación de cariño y respeto, por nosotros mismos principalmente, y, además, por el bien de nuestros hijos, y la mantendremos así. Que el motivo de nuestra separación es el desgaste de una relación prolongada en una situación que ha sufrido numerosas complicaciones por diversas causas.

Pedimos, por último, que se considere que tanto nuestra relación como nuestra separación tienen como prioridad el bienestar de nuestros hijos y rogamos a los medios de comunicación que colaboren en protegerles lo máximo posible lo más posible, ya que si adaptarse a esta nueva situación es muy difícil para dos niños de seis años, una presión mediática y comentarios negativos o destructivos puede hacerles un daño mucho mayor. Agradecemos de antemano su colaboración".

Dos años de matrimonio
Los detalles de esta decisión así como de la manera que han decidido darla a conocer se publican en un amplio reportaje que ocupa la portada del número de ¡HOLA! que mañana llega a sus kioscos. Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova contrajeron matrimonio el 15 de octubre del 2005 en el palacio de las Dueñas, la residencia sevillana de la Duquesa de Alba. La pareja se había conocido en el año 2000, durante una competición hípica que tuvo lugar en Jerez de la Frontera. El flechazo fue inmediato y el 25 de julio del 2001 nacían en México los mellizos de la pareja, Luis y Amina. Genoveva prefirió dar a luz en su tierra natal, sin embargo en cuanto terminó el verano llegó a Sevilla para presentar a sus hijos y comenzar su nueva vida en Las Arroyuelas, la finca que la Duquesa de Alba regaló al menor de sus hijos en la provincia de Sevilla.

Los niños fueron bautizados en la iglesia Santa María de Carmona, en octubre del 2001, siendo los padrinos de bautizo de Amina su abuela paterna, la Duquesa de Alba y un amigo de Cayetano, el jinete Ludger Berbaum, y los de Luis, Denise, hermana de Genoveva, y el embajador de España en Nairobi, Luis Francisco García. Genoveva y Cayetano, en cambio, no se decidieron a contraer matrimonio hasta cuatro años después, en el 2005, y fueron sus hijos quienes portaron las arras el día del enlace.

revistadigital

Más sobre: