Jenna, la hija rebelde de George Bush, escritora de éxito

Su libro, 'La historia de Ana: un viaje de esperanza', está basado en el trabajo que ha realizado para UNICEF

Jenna, una de las hijas gemelas del presidente George Bush, se ha convertido en escritora de éxito con su libro La historia de Ana: un viaje a la esperanza que está promocionando con una estudiada gira por Estados Unidos. Jenna, de veinticinco años, dio más de un quebradero de cabeza al presidente de Estados Unidos cuando a los diecinueve fue acusada de intentar comprar alcohol por debajo de la edad legal permitida en Texas, 21 años, y ahora está centrada en las causas humanitarias.

Trabaja en UNICEF y su primera obra está basada en la historia de una joven madre soltera infectada de sida que vive en Latinoamérica y a la que conoció durante sus viajes solidarios. Jenna destina la parte de sus beneficios de la venta de esta obra a UNICEF, a excepción del porcentaje destinado a pagar la medicación de Ana. La hija rebelde de Bush se licenció en la Universidad de Texas y antes de trabajar para UNICEF fue maestra de escuela. Actualmente está centrada en otro libro, esta vez de cuentos infantiles en el que también colabora su madre, la primera dama Laura Bush.

¿Boda en la Casa Blanca?
El pasado mes desde la Casa Blanca se anunciaba el compromiso de Jenna con Henry Hager, un joven político republicano que está finalizando sus estudios en la Facultad de Negocios Darden, de la Universidad de Virginia. Todavía no está claro si el enlace se celebrará en la Casa Blanca o en Texas, de donde proviene la familia Bush. La última vez que tuvo lugar una ceremonia nupcial en la residencia oficial del Presidente de Estados Unidos fue en 1971 cuando Tricia, hija del presidente Nixon, contrajo matrimonio. Años después, Dorothy, hermana del actual presidente e hija del presidente George Bush, decidió casarse en Camp David cuando su padre era el máximo mandatario del país.

Jenna y Hager empezaron a salir hace dos años y él acompaña asiduamente a la familia presidencial incluso en eventos oficiales, es más, fue uno de los asistentes a la cena ofrecida en noviembre del 2005 en la Casa Blanca en honor del Príncipe de Gales y su esposa, la duquesa de Cornualles.

Más sobre: