Madeleine McCann podría haber muerto al caerse por las escaleras del apartamento

La prensa británica ha desvelado la nueva hipótesis de la policía portuguesa sobre la desaparición de Madeleine McCann. Después de los giros que ha dado este caso, vuelven a centrarse en la muerte accidental de la pequeña. Tras el hallazgo de vestigios de sangre en el apartamento de los McCann de Praia da Luz y en la ropa de Kate, y el olor a cadáver detectado por los perros en los peldaños que dan a la parte posterior de la casa, la Policía cree que la pequeña pudo morir al caerse por estas escaleras, y no por sobredosis de somníferos como se había barajado en un primer momento.

La Policía sigue trabajando en la teoría del homicidio involuntario por parte de Kate y en la implicación de Gerry a la hora de esconder el cuerpo. La presa británica, citando fuentes cercanas a la investigación, dicen que su cadáver pudo ser guardado en un congelador antes de que se deshicieran de él. También están investigando nuevos restos de cabello hallados detrás de un sofá que había en el apartamento y que podrían ser de Madeleine. Aunque ninguna de estas teorías podrá ser demostrada si no se encuentra el cuerpo sin vida de la pequeña.

A pesar del rumbo que ha tomado la investigación, la teoría del secuestro sigue contemplándose. Según The Times, la autoridades lusas están investigando a una antigua empleada del recinto hotelero que pudo haber secuestrado a la niña como venganza por haber sido despedida. La identidad de esta mujer fue enviada por correo electrónico a la web oficial del [Príncipe de Gales] la semana pasada y desde allí lo enviaron a las autoridades, que ya han confirmado que trabajó en el complejo turístico de el Algarve en el que se hospedaban Gerry y Kate con tres hijos.

150 días sin Maddie
Ayer se cumplieron 150 días de la desaparición de Madeleine y por este motivo en una Iglesia cercana a la casa de los McCann en Rothley, Leicestershire, se ofició una misa en su recuerdo. Meintras tanto, Gerry y Kate siguen con el propósito de limpiar su imagen, tras ser declarados sospechosos de la muerte de su hija, y para ello les gustaría aparecer en un programa de televisión para hablar del caso. Pero según la ley portuguesa está prohibido que hablen de la investigación y del proceso judicial, aunque el asesor de la familia estudia cómo hacerlo sin que sea ilegal.

Richard Branson, en defensa de los McCann
Después de hacer una cuantiosa donación económica para la campaña de búsqueda de Madeleine, prestarles dinero para su defensa y uno de sus aviones privados para viajar, el magnate Richard Branson vuelve a salir en defensa de los McCann. En esta ocasión culpa a la prensa portuguesa de contar "historias repletas de basura" filtradas por los investigadores portugueses. El propietario de la multinacional Virgin nunca ha dudado de la inocencia de Gerry y Kate y cree que han sido nombrados sospechosos porque el abogado que tenían en Portugal era un novato.

Más sobre

Regístrate para comentar