Las lágrimas de David Beckham, preocupado por el estado de salud de su padre

Ted Beckham sufrió anoche un infarto, está ingresado en un hospital de la capital inglesa y se encuentra 'estable'

Visiblemente apenado y con lágrimas en los ojos, David Beckham ha viajado esta mañana a Inglaterra desde Los Ángeles para poder ver a su padre, que la pasada noche sufrió un infarto, según ha informado el representante del futbolista. A mediodía ha aterrizado en el aeropuerto de Heathrow y se ha ido al hospital en el que se encuentra ingresado. Victoria Beckham, que se encontraba en Japón promocionado su línea de cosméticos, ha cancelado todos sus compromisos profesionales y ha cogido el primer avión para reunirse cuanto antes con su marido y darle su apoyo en estos momentos difíciles.

Según la prensa británica, citando fuentes hospitalarias, Ted Beckham, de 59 años, sufrió una parada cardiaca de camino al hospital Whipp Cross, donde fue estuvieron varias horas luchando por salvarle la vida. Una vez estabilizado fue trasladado al hospital London Chest, especializado en problemas cardiacos, donde sus familiares han pasado toda la noche al lado de su cama. De momento "está estable", según ha asegurado el portavoz del ex jugador del Real Madrid.

La relación del futbolista y su progenitor siempre ha sido muy buena - Ted le transmitió su pasión por el fútbol y le ayudó en sus comienzos-, aunque también ha pasado por momentos de tensión, sobre todo desde que Ted publicara el libro David Beckham: Mi hijo, donde hablaba de cómo había alcanzado la fama, de que Victoria era una mujer muy rara y de que no le gustaban los nombre de sus nietos. Después de este incidente volvieron a reconciliarse y a llevar una excelente relación, al igual que con el resto de la familia, a pesar de que el padre de David y su madre, Sandra, se divorciaran en el año 2002.

Más sobre

Regístrate para comentar