Boris Becker descubre la Oktoberfest a su novia holandesa

Sharley Kerssenberg se vistió con el traje tradicional bávaro siguiendo la tradición de la fiesta de la cerveza

El ex tenista alemán Boris Becker no ha querido perderse una de las fiestas más tradicionales y animadas de su país, la Oktoberfest. Boris y su novia, Sharley Kerssenberg, pasan unos días en Munich donde él le está mostrando los secretos para disfrutar de este festival conocido como la fiesta de la cerveza.

Sharley, que es holandesa, se vistió con el traje típico de la región de Bavaria, Boris, más recatado, se limitó a brindar con las mass, las típicas jarras de cerveza con capacidad para casi un litro que este año se venden al precio de 11,10 euros. No sabemos si la pareja se animará a quedarse en Munich las dos semanas que dura el festival que el año pasado recibió a cerca de seis millones de visitantes y que el pasado domingo se iniciaba con el tradicional destape del primer barril de cerveza por parte del alcalde de la ciudad, Christian Ude.

Boris y Sharley viven habitualmente en Miami, cerca de la casa en la que residen los dos hijos mayores de Becker, Noah, de trece años, y Elias, de siete, con su madre, Bárbara. El ex tenista rompecorazones conoció a Sharley hace dieciocho meses en los que ya han superado una ruptura ya que él acudió con otra ex novia, la francesa Caroline Rocher, a la entrega de los premios Laureus que tuvo lugar en Barcelona el pasado mes de marzo.

Más sobre: