La baronesa Thyssen: 'No asistiré a la boda de mi hijo'

Ha asegurado en varios programas, de radio y de televisión, que no acudirá al enlace por no considerar a Blanca Cuesta una persona adecuada para su hijo

La baronesa Thyssen no ha dejado lugar a dudas acerca del disgusto que le supone la boda de su hijo, Borja, con la novia de éste, Blanca Cuesta, que tendrá lugar el próximo día 13 en la localidad segoviana de Cabanillas. Carmen Cervera ha asegurado en varios programas de radio y televisión que no acudirá al enlace por creer que el matrimonio es "muy precipitado" y por no considerar a la prometida de su hijo una persona adecuada para él. "Hubiera querido para Borja una chica normal, tal vez humilde, pero trabajadora y que le quisiera" declaró la baronesa a Concha García Campoy en su programa Las mañanas de Cuatro.

En su entrevista con María Teresa Campos en Punto Radio, fue también contundente: "No voy a asistir. Estoy en contra de esta boda". Asimismo, hizo alusión a las diferencias curriculares entre su hijo y Blanca, así como a la mala influencia que ha sido la joven para él a lo largo de sus diez años de noviazgo. "Borja ha estudiado mucho desde pequeñito. Es capitán de barco, comandante de helicóptero, habla cuatro idiomas... está muy preparado", dijo. "A mí me hubiera gustado que hubiera seguido formándose", concluyó.

Esta misma tarde, la baronesa se ha reafirmado en el programa de Telecinco Está pasando: "No voy a ir a la boda y no voy a cambiar de opinión". Preguntada por los motivos de su decisión, Carmen ha dicho que "no me parece bien que se haga de forma tan precipitada, porque una boda a lo bruto es la guinda del pastel", y ha asegurado que "si se hubiese organizado de manera normal, en junio por ejemplo, yo les hubiera dejado que lo celebraran en Villa Favorita, mi casa en Lugano". Fue precisamente en Lugano donde Blanca quiso en un principio celebrar la boda, como ha revelado Tita: "Blanca llamó a mi secretaria en Lugano y le dijo que preparara la casa para la boda. Así me enteré yo de que se iban a casar".

"Ella no le ha ayudado a ser un hombre"
Refiriéndose a Blanca, la baronesa ha dicho que "no ha llevado a mi hijo por buenos derroteros", y añadía: "Ella le lleva bastante más años que él, empezaron a salir cuando él tenía 17 años y era menor. Borja era un chico monísimo, elegante. Ella no le ha ayudado a ser un hombre y en su lugar le ha puesto a hacer pesas, a hacerse tatuajes y a raparse el pelo al cero. Ella tiene una mentalidad distinta a la que yo eduqué en mi hijo. He intentado ser amiga de ella durante todos estos años y no me ha hecho caso".

Carmen se ha mostrado totalmente en desacuerdo con la actitud que han demostrado su hijo y su futura nuera: "Vender exclusivas creo que está muy mal. Yo nunca las he hecho", y ha afirmado que no ve con frecuencia a Borja: "Hablo con él cada día, pero no de este tema. Hablamos de cosas banales, nunca he hablado con mi hijo en los últimos años sin que esté ella delante. La única vez fue en Ibiza porque se lo pedí yo y fue cuando le dije que no iba a ir a la boda. A mi hijo le veo muy poco, y cada vez que le veo me llevo un shock".

"El día de la boda estaré triste y rezando"
La baronesa ha dicho que el día del enlace "no estaré en Madrid, a lo mejor estaré en Estados Unidos, no lo sé todavía" y ha dicho, muy disgustada, que lo pasará "triste y rezando". Con respecto al hijo que Borja y Blanca esperan para el próximo año y que será el primer nieto para ella, Carmen ha confesado que "le hubiera gustado mucho que hubiese sido un nieto esperado con mucha ilusión".

Más sobre

Regístrate para comentar