José Ortega Cano al salir del hospital: 'Me encuentro mal, ha sido un gran susto'

El diestro permaneció ingresado siete horas tras sufrir una arritmia cardíaca, lo que le impidió asistir a la inauguración del mausoleo de Rocío Jurado

José Ortega Cano recibió el alta médica a última hora de la tarde de ayer, después de haber permanecido ingresado en un hospital de El Puerto de Santa María cerca de siete horas tras sufrir una arritmia cardíaca. El diestro no pudo asistir a la inauguración del mausoleo de Rocío Jurado, como tenía previsto, por esta crisis de salud, que había sufrido con anterioridad, de hecho, el pasado mes de enero tuvo que ser hospitalizado en Madrid por esta misma causa.

El equipo médico que le atendió le dio el alta para que pudiera descansar en la finca Hierbabuena que Ortega Cano posee en la localidad sevillana de Castiblanco de los Arroyos. Allí se refugiará estos días en los que le han recomendado mucho reposo y tranquilidad. A la salida del hospital, y con el rostro visiblemente cansado, habló a los periodistas con la humildad y la educación que le caracteriza.

José, ¿cómo te encuentras?
-Bueno me encuentro mal porque esta mañana ha sido un gran susto y también me he perdido la inauguración del mausoleo. Habrá que cuidarse
¿Qué le han diagnosticado los médicos?
-Pues me han dicho que tengo un arritimia en el corazón. Así es que tengo que seguir un proceso y tomar unos medicamentos
¿Tendrá que hacer reposo?
-Sí, me han mandado mucho reposo y mucha tranquilidad y por supuesto me tengo qu cuidar ahora muchísimo.
¿Le han contado cómo fue la inauguración del mausoleo de Rocío?
No, no me han podido contar nada porque he estado en su sitio, en observación, que no se podía hablar
José Ortega Cano salió por su propio pie acompañado de su hermano Eugenio y su chófer. Durante su estancia en el hospital estuvo acompañado también de su hermana Mari Carmen y tras la inauguración del mausoleo su cuñada, Gloria Mohedano, acudió a visitarle para ver cómo se encontraba.

Más sobre: