Kate y Gerry McCann: 'Debemos seguir buscando a Madeleine'

La policía británica interrogará a los padres de Madeleine a través de un cuestionario de 40 preguntas realizado por los agentes portugueses

Kate y Gerry McCann han reaparecido este martes en las puertas de su residencia del Reino Unido, donde habían convocado a los medios de comunicación, para presentar a su nuevo portavoz, Clarence Mitchell, quien viene a sustituir a Justine McGuinness, quien no quiso renovar su cargo, aunque aún se desconocen los motivos de tal decisión. Clarence es un antiguo periodista de la BBC, que ha renunciado a su puesto en la Media Monitoring United, la Unidad de Seguimiento de Medios, competencia del Ministerio de Asuntos Exteriores británico. En este antiguo trabajo Clarence se encargaba de controlar todo lo que se publicaba en la prensa y en internet que pudiera ser de interés para el Gobierno. Mitchell ya fue enviado a Portugal por la Oficina de extranjería británica antes del verano para ayudar a los padres de Madeleine en su relación con los medios. Ahora el portavoz, entre otras funciones, deberá lavar la imagen de la pareja, así como estudiar el contenido de la prensa.

En su primera aparición pública el portavoz, a parte de agradecer a los McCann su confianza en él, ha defendido la inocencia del matrimonio recalcando que lo que realmente importa en estos momentos es encontrar a la niña, de ahí que la pareja haya lanzado de nuevo la campaña de búsqueda, que hace unas semanas y debido a la supuesta implicación de los padres en la desaparición, se había estancado.

Días decisivos para los McCann
Mientras los padres de Madeleine y su nuevo portavoz niegan su implicación en la desaparición de la pequeña, el trabajo de la policía tanto británica como lusa sigue su curso. A pesar de haber dicho hace unos días que los McCann regresarían esta semana al Algarve portugués para declarar de nuevo, parece que ahora será la policía británica quien se encargue de los interrogatorios debido a que el juez encargado del caso, Jorge Pedro Daniel dos Anjos Frias cree innecesario que los padres de Maddie viajen hasta Portugal sin tener aún los resultados de los análisis que se están llevando a cabo. Por ello, el departamento de Portimao ha elaborado un cuestionario con 40 preguntas, muchas de las cuales no contestaron en los largos interrogatorios a los que fueron sometidos en Portugal y en los que finalmente fueron declarados sospechosos formales.

A parte de este cuestionario, la policía lusa ha pedido a su análoga británica que investigue a fondo tanto el pasado de Kate como el de Gerry, debido a que según publica la prensa inglesa, la madre de Maddie llamaba ‘histéricos’ a los gemelos y ‘celosa e hiperactiva’ a la pequeña. De otro lado, y según han publicado algunos periódicos ingleses, las autoridades ya no se plantean retirar a los padres de Maddie la custodia de sus dos hijos.

Una vez que se cumpla el plazo impuesto por el fiscal para decidir el futuro de la pareja, éste puede ser de tres maneras. El matrimonio McCann puede quedar en libertad, les pueden obligar a acudir cada quince días a una comisaría bien de Portugal o bien del Reino Unido, o pueden decretar su ingreso en prisión por la muerte accidental de Madeleine.

Más sobre: